Dos buenas noticias

Entre ayer y hoy tengo dos razones para celebrar. La primera es que hoy ya teníamos programada la realización del recital La noche de los poetas “desconocidos”… un año después, en conmemoración de aquel recital que Luis Reynaldo organizó en febrero 2011 y que se convirtió en lo que hoy es El Arañazo. Pero entonces hay otras dos razones más para celebrar. Razones literarias. Sigue leyendo

Anuncios