Nada que celebrar

Hoy es ocho de marzo. Algunos “celebran” el Día Internacional de la Mujer. Pero yo no puedo celebrarlo. Si acaso conmemorarlo. Hoy queda recordar las tristes circunstancias ocurridas en otros ochos de marzo que motivaron a observar esta fecha como el Día Internacional de la Mujer Trabajadora y en toda una trayectoria de luchas que han marcado el siglo 20 y todo lo que llevamos del presente siglo. Hoy queda recordar que un Estado patriarcal hizo causa común con la Iglesia Católica para decidir sobre el cuerpo y la vida de las mujeres en “defensa de la vida” (aún sigo pensando que hay generalidades que no se pueden imponer sobre particularidades). Hoy conmemoro (no celebro) la lucha de un género contra un sistema que las explota doblemente y que no diferencia géneros. Por eso sigo, desde mi trinchera, luchando junto con ellas. Lado a lado. Las marginadas, las explotadas. Sin etiquetas. Todas y todos de a una contra la opresión.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”. 

About these ads

8 pensamientos en “Nada que celebrar

  1. Creo que lo que para muchos fue (no incluyendome) el Apocalipsis del Artículo 30, han podido constatar que todo sigue igual, el mundo no se acabó. Muy por el contrario, hoy en día la juventud y la mujer (en todas sus edades) enfrenta flagelos que atentan más fuertemente contra su vida y a los cuales tanto usted, con este buen post, como yo, debemos hacer frente, como hombres que somos, como representantes del género que es responsable de tanta sangre de mujer derramada, de evitar que esta sociedad se constituya en una de feminicidios, como tristemente va ocurriendo.

    Felicidades y continuamos siguiendo este Blog

    • El mundo no se acabó… pero hay algunos aspectos que empezarán a suceder fruto de la aprobación del hoy artículo 37. La doctora Lillian Fondeur ha estado haciendose eco de muchos de ellos en Facebook. Pero sí, corresponde a nosotros, los hombres que enarbolamos la nueva masculinidad, enfrentar este patriarcado junto con las mujeres.

      • Eso solo el tiempo lo dirá… Mientras, la sociedad únida debe enfrentar tantas dificultades que, como orden natural, se comen a las clases más desposeidas, como si fueran vacas al matadero.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s