Trampas de la memoria 1 – a cuatro manos con Ana María

No es un cadáver exquisito. Es un diálogo poético. Un ejercicio creativo que suelo hacer con Ana María y cuyos resultados han visto ustedes en algunos versos anteriores publicados en esta Catarsis. Aquí comparto el más reciente. A la izquierda Ana, a la derecha yo.

Trampas de la memoria 1

Remorirse de manos, labios y sed

cuando las trampas de la memoria desvanecen

y las miradas son certezas de la piel

 –Remorirse de cenizas, asfalto conjugado.

 La memoria es un garabato grafiteado

 certeza de lo incierto,

 dedos hincados en presentes horizontales.–

 Desangrarse hasta el vértigo

dos lenguas a ritmo del garabato

hasta renacer de recuerdos sumergidos.

– Dos pieles se regalan el placer recíproco

 un desgaste acumulado

 desangrado en la blancura de un océano queen size.–

 Las sábanas arden de mitos

afuera, ensordecen las calles y sus ventanas,

en el ritmo zigzagueante de las caderas

 –Adentro el mito es un ruido hueco,

 se exorcizan las canciones vehiculares del mar asfáltico

 una épica se (re)escribe una y otra vez entre penumbras.–

 Amanece el arcoíris desde el salitre

los fluidos sonríen en su huida a los amantes

las bocas cabalgan otra bien/venida para la memoria.

Ana María Fuster /–Alexéi Tellerías

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s