Rueda y más rueda de Miami a NY (primera parte)

El Consulado en la actualidad. Para 1997 no tenía las comodidades de ahora.

El Consulado en la actualidad. Para 1997 no tenía las comodidades de ahora.

(Yo empecé a escribir esta memoria de viajes en 2009. Más de cuatro años después, la retomo para publicarla por partes. ¡Es que es muy larga!)

Las paredes del consulado de la Gómez con Penson están grafiteadas de millares de historias invisibles. Cada dominicano o dominicana que ha pasado por ahí buscando visa “pa lo paise” -sea para visitar o para quedarse- tiene un relato interesantísimo sobre su experiencia.

En mi caso, el que siempre comento es el del “sustazo” que me hizo pasar una oficial consular en aquellos días de 1997.

Hágase constar que yo había visitado Disney allá por cuando yo tenía 5 años, y me habían dado una visa de una sola entrada… luego no habíamos vuelto a hacer el intento… (con excepción de 1992, pero esa es otra historia) y a la autora de mis días le vino entre ceja y ceja la idea de que “había que sacarme la visa antes de que cumpliera los 18 para que yo no tuviera problemas después”… cosas de los padres de uno, que siempre quieren lo mejor para sus hijos.

En fin, que arrancamos para allá y la “consigna” era sencilla: volvía otra vez con ella y con el que entonces era su esposo a Disney, ellos pagaban el pasaje y la estadía.

Teníamos una batería de documentos para presentar, pero ella no nos pidió ninguno y nos sometió a todo un interrogatorio con un pesimismo rompiente a rajatablas (dijo, y cito: “yo no puedo darle visado”) para al final quedarse con el pasaporte y entregarnos un ticket rosado que decía “RECOJA SU PASAPORTE HOY A LAS 3 PM”.

Yo pensé que me la habían rechazado, pero mi desconocimiento no me dejaba saber que a estos se le devuelve su pasaporte y ya. Aún así, me fui con esa convicción. Y con tremendo pique mientras me sonaba esta canción en la cabeza, particularmente los momentos cuando Antonio Banderas dice  “which means…”.

Para no cansarles el cuento, a mí hasta se me perdió el ticket y fui a recuperar mi pasaporte como 2 semanas después, porque llamaron a mi casa del consulado. Grande fue mi sorpresa cuando, hojeándolo, ví estampado el papel de la visa con la frase “WITH PARENTS TO FL” bajo la casilla de observaciones.

Igual que la vez anterior, una entrada.

Como la visa tenía duración de tres meses, mi madre aprovechó un viaje que tenía para NY a impartir una clase de una maestría de la UASD con LaGuardia Community College y habló con su hermano (mi tío) que vivía en Palatka (como a dos horas de Orlando) para quedarme con ellos.

Me puse tan contento que empecé a enseñarle el pasaporte a todo el mundo (infantilada de 17 años). ¿Saben qué pasó? Que el pasaporte se me extravió.

(ya les dije que la historia continuará…)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s