Renunció Minou al PLD. ¿Y ahora?

catarsisminou

Y anoche Minou Tavarez Mirabal renunció al Partido de la Liberación Dominicana, con una carta dirigida a Leonel Fernández, a sazón presidente del partido, que es una joya de la diplomacia.

Desde el momento en que se hizo público, la red ha sido un hervidero de comentarios, dudas, preguntas y muestras de apoyo.

He preferido mantenerme escéptico.

Bueno, no es realmente escepticismo, sino más bien tomar un poco de distancia para observar. Lo primero es que Minou debió de haber renunciado hace mucho, pero nunca es tarde. Lo segundo es que, al renunciar, la primera pregunta que hay que hacerse es: “¿qué pasará ahora?”.

Minou dejó muy claro que renunciaba al PLD “pero no renunciaba a la política” (y muy poética que le quedó la alusión a las “escarpadas montañas de Quisqueya” en recuerdo de su padre).  Entonces… aquí vienen mis análisis tempranos.

La hija de Manolo y Minerva me parece una interesante punta de lanza para aglutinar un movimiento en el cual la clase media pueda verse reflejada y decida tomar acción política verdadera. Más allá de hashtags y consignas.

Sé que hemos tenido casos fallidos de “mesías políticos” en estos últimos 20 años pero… por algún lado hay que empezar.

La renuncia de Minou ocurre en un momento en que las organizaciones “alternativas” (para no decir “de izquierda” porque seamos sinceros) empiezan a moverse procurando tener mayor espacio de incidencia.

Mientras Frente Amplio ya se adelantó con Fidel Santana como candidato presidencial, Alianza País llevará –como es de esperar- a Guillermo Moreno y el sector llamado “mayoritario” del Partido Revolucionario Dominicano procura una “Convergencia” de partidos para crear oposición, todo el mundo se pregunta qué es lo que piensa hacer Minou.

Y uno quisiera que en este país se repitiera el modelo de la Concertación de Partidos por el No, que luego se convirtió en “la Concerta”, (Concertación de Partidos por la Democracia) en Chile.

Bajo una misma sombrilla el socialismo democrático, los democristianos, los moderados, en un esfuerzo por retornar la nación sudamericana a los carriles de la democracia. Uno quisiera que estas cosas pasaran aquí también.

Mientras tanto, suceda lo que suceda, hay que estar claros en una cosa: los únicos en este país que han logrado organizarse y unirse efectivamente para luchar por lo suyo son los choferes. O nos miramos en ese espejo y nos organizamos o nos siguen oprimiendo.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.  

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s