Respuesta pública a Rey Enmanuel Andújar

catarsisrespuesta

Estimado compañero apalabrado:

He leído tu artículo “Cidade = Dos en la ciudad” publicado en Acento, en fecha 1ro de agosto. Como escritor y como persona que se mueve en los distintos escenarios culturales de la ciudad de Santo Domingo y zonas aledañas, aprecio que aparezcan medios interesados en divulgar contenido cultural y -más específicamente literario- cuando la tendencia es a la inversa.

Me llena aún más de satisfacción que hayas dedicado una reseña a dos escritores que respeto, aprecio y admiro: Alejandro González y Luis Reynaldo Pérez.

Hay un párrafo, sin embargo, que capturó mi atención y es el que copio -íntegro- a continuación:

(…) ¿Seremos capaces de leernos sin resentimientos absurdos? ¿Seremos capaces, no de leernos, sino de enfrentarnos a nuestros textos? Lo peor es que esa mala costumbre de desautorización se mueve entre nosotros y crece como un caracol borracho. O sea, somos también lo que criticamos: Luis Reynaldo forma parte, según la biografía, de lo que se (des)conoce como El Arañazo. No voy a entrar en diatribas ni en explicaciones… lo que hay que decir objetivamente de esto, lo dijo mejor que nadie el escritor Fernando Berroa en una entrevista para Vetas*. Lo he dicho antes y lo repito ahora: yo estoy seguro de haber cometido todos los errores que puede cometer un escritor joven, pero la humildad no le quita un pedazo a nadie. ¿Mi experiencia conEl Arañazo? El mismo Luis Reynaldo asistió a un recital que ofrecí, luego se acercó con un poemario para que lo leyera y le diera mis impresiones y tuvimos una conversa muy fructífera. Fue una grata sorpresa verlo salir airoso en esta premiación; he compartido con Ricardo Cabrera y hemos versado de música y literatura, también con resultados gratos dentro del respeto mutuo; Alexei Tellerías me invitó a una lectura y esa noche me presentó un manuscrito y yo se lo devolví rayado y cruzado, con mil sugerencias, como hago con todo lo que me dan a leer, desde Pastor de Moya hasta Argénida Romero… Salvo algún saludo indiferente en lugares públicos, aquella fue la última palabra que me dirigió. Me mantengo al tanto de las cosas que escribe, y me sorprende que en una ciudad tan pequeña, y con el interés que él demuestra hacia todo lo artístico, nunca haya escrito una reseña de una lectura de Frank Báez, de Homero Pumarol, de Juan Dicent o del mismo Berroa. Yo no creo que uno pueda llamarse conocedor de una literatura ignorando o pretendiendo ignorar una parte de ella. Lo repito: una literatura es literatura por como es leída. No tenemos que gustarnos para leernos. Insisto en recomendarles la entrevista que le hace Clodomiro Moquete a Berroa en Vetas. Es un escritor que tiene un conocimiento del ámbito en que se mueve y eso más que restarle, le agrega.

No pienso responder a tus consideraciones hacia lo que hago o deje de hacer porque, como decía aquella campaña sobre educación sexual, “ese no es el tema de esta clase” y porque tienes todo el derecho a tu opinión, esté o no esté de acuerdo con ella. “No tenemos que gustarnos para leernos” dices. Y yo no puedo estar más de acuerdo.

Sin embargo, ya que gracias a este artículo me entero que piensas que yo no te hablo por una corrección que me hiciste hace más de cinco años ya, me veo en la obligación de responder estas líneas a modo de aclarando. “La verdad de la verdad es que nunca es una”, sentencia Carlos Varela en una canción, y -confiado en ello- me atrevo a nombrar la mía: las percepciones pueden ser engañosas, pero no dejan por ello de ser precisamente eso, percepciones.

Me perdonarás que clarificación sea muy explícita, pero nobleza obliga.

El episodio que relatas ocurrió entre 2009 y 2010, cuando -estando en el país- estuviste en la Noche Lunática, evento que organizo desde hace más de cinco años en el Teatro Guloya. Te pasé el manuscrito que tenía de “Cuaderno de Catarsis” por confiar en tu criterio y porque no me echarías “palas de tierra”.

Me devolviste el pliego de papeles con tus sugerencias, relecturas y rayones, nada más lejos de la verdad. Sugerencias que tomé en cuenta para una re-revisión total del texto.

No creo que tenga que recordarte que sugerencia es “consejo” y “recomendación”, pero lo hago para quienes lean esta carta pública y aleguen desconocimiento. Una sugerencia no es un mandato.

Yo agradecí -y aún lo hago- el tiempo tomado en revisar, pero la decisión final será siempre del autor. Lo mismo sería in the unlikely event that  tú me pidieses revisar un texto tuyo.

Años más tarde, ya publicado Cuaderno de Catarsis se publicó bajo tu firma una reseña en la Página de Cultura “Ventana”, del Listín Diario. Aún la atesoro como uno de los textos más sinceros que se han escrito sobre mi primer hijo literario.

La de Guloya no fue la última vez que intercambiamos. En 2012 nos vimos en la XV Feria del Libro cuando presentaste “Mundo Cruel” del hermano Luis Negrón. Son testigos Luis Reynaldo y Dei que allí estuvimos hablando y conversando sobre muchos temas. La actividad se realizó en el auditorio del Museo de Arte Moderno.

Lamenté esa vez no haber podido asistir al acto de dedicatoria de calle que te hicieron en esa ocasión y que el libro colectivo “Esto no es una antología: palabras que sangran” que nos publicó Ediciones Ferilibro no hubiese salido de imprenta para entregarte una copia.

Quedamos, si la memoria no me traiciona, que el mismo te llegaría vía nuestra amiga Ana María Fuster Lavín, quien también fue incluida en nuestra “no-antología” como miembro honoraria internacional del entonces colectivo.

Ahora en 2015 le di seguimiento a todos tus eventos en la FILSD y lamenté no poder asistir. Uno quisiera tener más tiempo del que tiene para las actividades que le gustan, pero lo laboral pesa. Algo así le estuve comentando a alguien que me pidió referencias tuyas en días pasados.

Con Luis Reynaldo mantengo una relación de hermanos. De Ricardo, qué puedo decirte si hasta fue padrino de mi boda. Con el resto de los integrantes que no mencionas (Isis, Deidamia, Lusmerlin, Lauristely, Pachy, Sarah…) suelo tener contacto y -siempre que el tiempo lo permite- nos juntamos. Los unos sabemos generalmente en qué están los otros y nos apoyamos (¿Qué sería de la Noche Lunática -por ejemplo- sin la participación de Isis o Ricardo?)

Respecto a El Arañazo hay otra corrección que emitir. En 2013, luego de haber organizado el Encuentro de Escritores de la Cuenca del Caribe “Lengua de Mar”, el colectivo sufrió una transformación. Al entender que se habían cumplido sus objetivos, muchos de sus integrantes renunciaron. Yo sentí que el nombre daba para más, así que evolucionamos de Colectivo Literario a Plataforma de Eventos Culturales.

Básicamente puede decirse que El Arañazo somos yo y mi esposa, sumado a las instituciones que han creído en lo que hacemos y apoyan nuestras osadías.

En noviembre tenemos el bautizo de fuego con un Festival Internacional de Performance a cuya organización le he dedicado mi tiempo libre. Mi lema es “nos salvamos o nos jodemos”.

Varias personas me han preguntado en los últimos meses “qué pasó con El Arañazo”. Personas que, igual que señalas en tu artículo, “se mantienen al tanto de las cosas que escribo”.

Ahora que aprovechas tu lectura de Urbania para revivir algunos fantasmas, tengo que preguntarme si esa manía de ignorarnos, desautorizarnos y sufrir de “resentimientos absurdos” vive reflejándosenos en el espejo al despertarnos.

Esta será la única vez que me referiré a este tema. No es mi intención hacer de este intercambio materia de entretenimiento de nuestra “escena literaria”. Ya bastantes frentes de batalla hay abiertos.

Reiterando mis afectos y aprecio de siempre,

Seguimos en contacto,

Alexéi.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s