En esta fecha natalicia, Patria…

Estando en tus escarpadas, patria, estando entre tus lomas, en este rincón donde el Atlántico macera tu existir, han llegado a mí estos versos que una vez leí en el colegio. Hoy los recito y los comparto. Hoy que cumples un aniversario más de ser «libre».

Patria,
jaula de bambúes
para un pájaro mudo que no tiene alas,
Patria,
palabra hueca y torpe
para mí, mientras los hombres
miren con desprecio las pies sucios y arrugados,
y maldigan las proles largas,
y en cada cruce de caminos claven una bandera
para lucir sus colores nada más…

Mientras el hombre tenga que arrastrar
enfermedades y hambre,
y sus hijos se esparzan por el mundo
como insectos dañinos,
y rueden por montañas y sabanas,
extraños en su tierra,
no deberá haber sosiego,
ni debera haber paz,
ni es sagrado el ocio,
y que sea la hartura castigada…

(Fragmento de «Canto gris a la patria bien amada» de Héctor Incháustegui Cabral)

Responso por Luis Terror Días

Foto por Pedro Genaro Rodríguez.

Tráiganle candela al Terror, traigan candela. Espantemos el frío de su ausencia, inconsolable travesura de la muerte, tan grave que hasta ella también la llora. Démosle fuego graneado en las cuatro esquinas, hoy un poco más que siempre. Lloviznemos candela etílica en su nombre frente a las yolas del Ozama. Cantemos en coro a Liborio que hay que dar más luz a su eternidad pa´ que no se la trague el olvido. Vengan tó, traigan fuego. Las jevitas de la Capital escupirán enseñas balagueristas desde yipetas grises, bombas en reverso que destiñen. Los jevos rocapiedra exorcizarán la historia mil veces maldita de los doce años con fuego, fuego, fuego. Vengan pronto, juigan, echémosle al terror su chin de ron al piso aunque el trago e lo muerto ya nadie lo echa porque el que tá arriba apretó la tuerca. ¡Vamo´ a dale fuego! Bajen desde La Victoria hasta Transporte Urbano, desde Washington Heights con flores y salves a Balenyó. Ron, whisky y cerveza del parquecito hasta la Beller con Estrelleta. Bailemos desde la parte alta hacia donde mora su eternidad que nos congrega a diario dique abajo el nicho. Quédense los bulteros y allantosos que nunca le hicieron coro en vida y hoy se abren el pecho esgrimiendo su nombre, ustedes nunca han hecho falta. Traigan candela carajo, dale candela echale gá, avivemos la noche de guitarras, palos y asfalto. Que no haya silencio y la noche se siga tirando de la pared con su pata raquiñosa con el meneo de la gunguna. Romo, bachata y cintura, placeres de andar despierto lo más que se pueda estarlo. No cierren el colmado y suban la música, los tímpanos aguantan. traigan candela en cuaba y velones de colores. El Terror necesita más luz… y yo quiero el mundo en traje de norsa.

Alexéi Tellerías Díaz.
8 de diciembre 2011.

(Leido anoche en el Parque Duarte, durante el homenaje que se le hizo al Terror, en el segundo año de su eternidad)

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Versos a cuatro manos y a distancia

Gemirse de soledades.
Jadeos individuales en cadencia,
zigzag de ecos entre las comisuras
construyendo una sinfonía muda
sobre el silencio de los labios que esperan
con la incertidumbre de las razones del hambre.
La sed duele en la sangre que se desangra en el dolor,
lágrimas rojas de la piel, exquisita angustia.
Nos alimentamos en el orgasmo de la noche
lenguas, labios, mordidas y piel,
en el ritual de los caracoles y las sirenas,
danza macabra de salitre.
Hasta renacerse de trapecios y horizontes
anegados de fuego en los contenes.
Transgredimos los “se supone” y sus cadenas
eslabones ridículos que purgan el vivir
mientras los cuerpos se retoman inmensos de vida
y las manos (re)descubren otredades y misterios
Los secretos del corazón son los grafitis del poema
versos manchados que gimen entre rastros de aerosol
psicodélicos poemas de sombras y fluidos  dan la bien/venida
y ven cómo todo viene, reviene y se viene
ante los fragmentos de un coro a dos voces.

anamariafuster / alexéi tellerías
julio 1, 2011.

Para este viernes

«La existencia es un silencio blando
que cae, rueda y se zarandea.
¡Gira, vida, gira!
Las doncellas laceradas
vendrán a ti con sus agujas
desgarrarán sus velos
sangrantes, como noches de luna roja
y los ofrecerán como sacrificio etéreo
al infinito y candente».

Fragmento de «Materia», p.67, «Cuaderno de Catarsis» (Editora Nacional, Santo Domingo 2011).

Este viernes, mientras las horas se desgastan y los planes avanzan, les dejo con Apocalyptica, pa que vuelen un chin a la velocidad que mi subconsciente ansía.

Catarsis, Catarsis.

Besa tus sueños

El mar no es capaz de agotar la sed de mis entrañas

mucho menos de apagar el fuego que me encendiste

y me consume en el vacío.

Esta sala es una gigantesca arena

poblada por los fantasmas de siempre.

Que un día nos alzaron

para dejarnos caer

sobre el sol.

 

Si escuchas en silencio

se perciben sus risas

colgando desde la última grada de la ventana

a la izquierda del ocaso.

Saberse en su presencia

inclina la balanza hacia el miedo,

miedo equivalente a detener el calendario

en agonizante noviembre,

y prolongar, infinitamente, al desconsuelo.

Sostener esta carga que tortura las espaldas

y las suelas de nuestros pies.

Saberse en su presencia es una sed de náufragos

ante la inmensidad del océano.

Los fantasmas nos miran y nos sentimos cohibidos

presos de una culpa que aún no hemos purgado.

Nos rodeamos, mirando en círculos,

víctimas del indeleble marchitar

y el viento,

ajeno a nuestras preocupaciones

sopla en una canción

los mensajes expiatorios que no encuentro

«besa tus sueños».

Sigue leyendo

Versos para iniciar la semana

Fragmento de «Monólogos frente al epitafio», de mi poemario inédito «Cuaderno de Catarsis».  Escrito por mí en un muro que colocaron los muchachos de The One Movement en una actividad en Segafredo.

Sí, a veces hay que dejar testimonio de existencia, para que uno mismo no se olvide. Feliz inicio de semana.

Catarsis, catarsis.

 

Otro chipeo poético…

Y bueno, en el ejercicio del derecho al chipeo natural que todas y todos tenemos, se me ha ocurrido escribir este poema bachatero inspirado en twitter. Nada que ver con la twichatta (follow, follow, follow me baby) sino algo un chin más poético (después de todo, eso de «eres el ubertwitter de mi vida» no me termina de cuadrar).

Con especial dedicatoria a @GysellAlmonte y @Omabo, quienes me animaron a terminar el ejercicio de escritura creativa. Aquí les va!

Declaración de un twittero en tiempo de bachata

Mami,
yo quiero ser tu bucamention
el trending topic de tu corazón
que de tus dedos salga
una señal de amor.
Mami,
invéntate un hashtag acompañado
para que lo usemos tu y yo
que nadie más lo pueda usar
como ese dizque #ejemplonacional.
Mami,
envíame un DM al corazón
que tanto y tanto amor ya no me cabe
en ciento cuarenta caracteres.
(y no me gusta usar twitlonger)
Mami,
que importa cuantos followers yo tenga
si tu no me das follow me deprimo
no hay emoticons para describirlo
ay mami,
que mi alma ya no hace ni retweet
y el timeline de mi vida se me agota
esperando saber algo de tí
de tí, de tí….
esperando saber algo de tí.

En el día de los zurdos

Y bueno… gracias al Despacho de la Primera Dama, me he recordado que hoy es el día internacional de las personas zurdas. Y siendo uno yo mismo (zurdo e izquierdista), les dejo con unos versos de Benedetti que me encantan. Feliz viernes.

Ahora Todo Está Claro

Cuando el presidente carter
se preocupa tanto
de los derechos humanos

parece evidente que en ese caso
derecho no significa facultad
o atributo
o libre albedrío
sino diestro
o antizurdo
o flanco opuesto al corazón
lado derecho en fin

en consecuencia
¿no sería hora
de que iniciáramos
una amplia campaña internacional
por los izquierdos humanos?

Mario Benedetti

Insomnio

No quieres pensar. Evitas que el dormir te arrastre hacia el (des)conocido abismo de una tangibilidad no deseada, hacia un cataclismo que no habías vivido en carne viva hasta hoy. Por eso te bates en duelo contra el cansancio, aunque desde el principio te sabes en la  desventaja bíblica de Goliat y David. Conjuras la noche entre conversaciones que no pretenden conocer un punto final. En el inconsciente, no tienes prisa en apurar el veneno horizontal que al final te obligará a fingirte sin alma por unas horas. Ya sabes que batallar contra las emociones se antoja a misión suicida. pero hay que prevenir que, de a una, la realidad se te desparrame encima como una pared mal construida. Vivir, eso nos queda. Vivir aunque el insomnio encuentre las sendas de su ocaso y los ojos se difuminen hasta cerrarse por completo. Vivir, buscando la evasión más cercana y menos dañina que nos permita escapar, pero manteniéndonos alertas. Por eso, mientras la noche nos corta con su filo, yo tampoco puedo conciliar el maldito sueño que se me escapó.

No quieres pensar. Evitas que el dormir te arrastre hacia el (des)conocido abismo de