Desde Tocumen

(Comparto con ustedes lo que escribí en los pasillos del aeropuerto interncional Tocumen, en Panamá, mientras esperaba mi conexión para regresar a Santo Domingo el pasado jueves primero de noviembre. No habia tenido chance de colocarlo antes)

Noel me sorprendió el domingo mientras partía hacia Argentina. Al día siguiente, mientras trataba de adaptarme al ritmo rápido de mi estadía en Buenos Aires, la tormenta (que ni siquiera era un huracán de ninguna categoría) azotó el territorio dominicano con una furia incontenible, que fue mayor por el total y completo desconocimiento de la población.

 

Gracias a José María Reyes, jefe de redacción de Diario Libre que también participó de Nokia Nseries (r)evolution, me he enterado de algunos entretelones del suceso. Más allá de las cientas de víctimas extraoficiales, los innumerables daños a la propiedad y pérdidas de rubros agrícolas, lo que más me chocó fueron unas declaraciones del jefe del COE, General Luna Paulino.

Sigue leyendo