Desde chiquitico…

Ayer, en el tour de Aguiluchos.com al «Valle de la Muerte» (a.k.a. Estadio Cibao) contemplé esta imagen en el autobus en que viajaba. Es el hijo de Johnny, uno de los muchachos del staff. Me dió un acceso de ternura y me vino a la mente aquella canción de Diómedes y el grupo Mio que dice «Dígaselo a Dios, dígaselo a Cristo, yo soy aguilucho, desde chiquitico».

No tomé muchas fotos, pero sí grabé algunos videos, que ahora mismo estoy subiendo a Youtube. Luego los colocaré por esta vía… mis primeros experimentos en Video-blogging. Catarsis, catarsis.

Conociendo el nido aguilucho

Ayer fue un día muy especial para los usuarios de Aguiluchos.com. Recibiendo un reconocimiento de la directiva del equipo Cibaeño por haber ganado los dos premios de la Arroba de Oro (la categoría deportes y el máximo galardón), se armó un tour para participar del primer lanzamiento de Darío y Winster, literalmente los «dueños» del portal, allá en el nido supremo de nuestro amado equipo: el Estadio Cibao.

Y, dado el caso de que a pesar de mi furibundo aguiluchismo no había tenido la oportunidad de ver el «Play» (término empleado para referirse a los estadios de baseball en mi país) donde el equipo de mis amores ha tenido la oportunidad de darme un viaje de triunfos (y una que otra cuerda, de vez en cuando, pa que no vengan los liceistas a quererme amargar la inspiración), opiné que este era el momento perfecto para perder mi virginidad cibaeña.

Sigue leyendo