Huracán Georges, 16 años después

catarsisgeorges

Tenía 17 años. Era mi segundo trimestre en INTEC. Ese lunes 21 de septiembre de 1998 tenía dos materias por la mañana y una en la tarde, lo cual me obligaba a bajar hasta mi casa en el residencial KG1 a almorzar. Internet aún no estaba tan desarrollado en el país y mi única fuente de conexión era el laboratorio del cuarto piso en el edificio FD del campus inteciano. Durante la mañana, hablábamos de un huracán que ya estaba azotando Puerto Rico pero que aquí… poca información. Apenas lo que advertía The Weather Channel y algunas páginas de meteorología. Los medios locales empezaban a hacerse eco. Al llegar a casa, mi madre me franqueó en la puerta y me dijo: «tú no vuelves hoy a la universidad, hay un huracán en camino». Sigue leyendo

«Celebrando» la muerte de una sala de teatro #TodosSomosLaManuelRueda

todosomoslamr

 

Celebrar la muerte puede sonar a contrasentido. Pero en este caso la celebración no puede ser más irónica puesto que se hace para llamar la atención sobre lo chocante que resulta para los creadores dominicanos (de manera particular para los teatreros) la decisión del Ministerio de Cultura de solicitar al Ayuntamiento del Distrito Nacional la construcción, en el espacio antes conocido como «Plaza del Conservatorio» (hoy «Parque Iberoamérica) de un anfiteatro… existiendo ya tres espacios similares dentro del área geográfica! (cuatro, si contamos la Sala Experimental «Haffe Serulle»). Sigue leyendo

El pragmatismo que Balaguer nos enseñó

puentepeatonal

Suena complicado el título, ¿verdad? Pero fue la idea que me vino a la mente cuando leí este artículo de Inés Aizpún en Diario Libre sobre el «hecho consumado» como el estilo de vida que cada vez más hace hogar en estos 48 mil kilómetros cuadrados de Caribe.

¿Y a qué se refiere Inés? A partir de la situación que está sucediendo en el litoral sur de Santo Domingo vinculado a la Universidad del Caribe y el match-up que lleva con el Ayuntamiento del Distrito Nacional, habla del «deja eso así» o el «ya es muy tarde, resolvamos». Ejemplos puntuales están en ese artículo, así que no pienso abundar. Sigue leyendo

Indefensión por cualquier vía

«A correr, a correr,
to’o el mundo a correr:
ahí viene el míster con macana».

Roy Brown.

(Al compañero Edwin Ruiz, víctima reciente de la improcedencia policial)

Las noticias de las más recientes fechas me tienen sumido en un estado de permanente zozobra, lo confieso. Yo, un amante de la nocturnidad a rajatablas (pese a todas las advertencias familiares) he estado optando en los últimos días por no tentar la suerte y resguardarme temprano. Y no es por la crisis, porque para la diversión siempre aparecen motivos y se «eterican» los pesos, sino por este sentimiento de estar indefenso, frágil, expuesto, ante la peligrosidad de la calle.

Sigue leyendo

Falla ortográfica en el rótulo

Henri Dunant, o Juan Enrique Dunant, nació en Suiza en 1828. Era un empresario que, al ver los horrores de la guerra, se inspiró en crear una institución humanitaria neutral que prestase ayuda a los heridos. Esto devino en la Cruz Roja.

¿Por qué todo este comentario? Pues bien. Como ustedes sabrán (y si no lo sabían, ya lo saben), las oficinas centrales de la  Cruz Roja Dominicana estan en el sector de Miraflores… cerca del Listín. Y la calle se llama «Juan Enrique Dunant», en homenaje al fundador. El asunto es que un dia, caminando por la Leopoldo Navarro, encontré este rótulo muy interesante.

Como se darán cuenta, dista mucho del nombre real, no? Y como este, sé que hay muchos otros.