Un buen lugar para dormir (3)

Otro de los dormilones al pié de mi edificio.

Otro de los "dormilones" al pié de mi edificio.

La foto es de archivo. Anoche, mientras subía, volvi a ver otro «durmiente» en mi edificio. A este no lo conocía, así que fue natural que tuviera un poco de miedo. El hombre empezó a hablar, pero tan confuso y tan bajito que el ruido no me dejaba escucharle. Tampoco era que yo queria. En fin, que la escalera ha vuelto a ser el hotel del barrio. Par de veces he querido usar fogaraté o gasolina (o hasta orina) para dar un par de escarmientos a algunos que no sólamente usan el espacio para dormir, sino también para drogarse y dejarle todo ese residuo a la pobre doña que limpia por las mañanas el pasillo.

Algo voy a hacer. Pronto.

Catarsis, Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Falla ortográfica en el rótulo

Henri Dunant, o Juan Enrique Dunant, nació en Suiza en 1828. Era un empresario que, al ver los horrores de la guerra, se inspiró en crear una institución humanitaria neutral que prestase ayuda a los heridos. Esto devino en la Cruz Roja.

¿Por qué todo este comentario? Pues bien. Como ustedes sabrán (y si no lo sabían, ya lo saben), las oficinas centrales de la  Cruz Roja Dominicana estan en el sector de Miraflores… cerca del Listín. Y la calle se llama «Juan Enrique Dunant», en homenaje al fundador. El asunto es que un dia, caminando por la Leopoldo Navarro, encontré este rótulo muy interesante.

Como se darán cuenta, dista mucho del nombre real, no? Y como este, sé que hay muchos otros.

Vega con Yaroa

Recuerdan el Yaroa tour? El viajecito a Santiago que culminó con un quille grandísimo del Chef porque no le llevaron su Yaroa a tiempo en el negocio que estaba en el monumento? Pues, hasta ese momento, para mí la Yaroa era la calle por donde mi mamá está residiendo actualmente. De hecho, grande fue mi sorpresa al saber del plato que me cambió la vida nocturna santiaguera para siempre (si la noche me sorprende allá, tengo que darme una por obligación) se llamaba de esa forma. Para colmo, hace esquina con la Av. «Paseo de La Vega Real», nombre puesto por el actual Ayuntamiento, aunque la gente la sigue llamando con su antiguo nombre: «Avenida de los Arroyos». Y ahí está la callecita, escondida en un rincón de la frontera entre Arroyo Hondo y La Puya.

Un buen lugar para dormir (2)

La fotografía no se ve bien, pero les ayudo. Lo que ven en primer plano es el segundo piso de mi edificio, y la puerta de acceso hacia las siguientes plantas, que son apartamentos, no oficinas como en el segundo. En el medio, y tirado como un muerto, está un personaje que se ha dado a la tarea de dormir justo en el descanso. El chiste de esta foto es que esta tirado medio a medio porque el espacio donde antes podia dormir sin problemas fue verjado… pero el hombre insiste.

Tuvo un tiempo que no aparecía, pero ahora está fijo ahi, sin importar cuantos boches. Lo veo cuando llego a las 11 PM (o mas tarde) y lo veo cuando salgo a las 6 AM… y uno se pregunta, ¿que se puede hacer?