Treinta y nueve años, Orlando…

orlandosangre

 

Habías ido al aeropuerto a esperar a Silvano Lora, artista del pincel y del compromiso, quien volvía a su tierra del exilio. Te tocó observar cómo lo devolvían porque tenía «impedimento de entrada» (te imagino la rabia que debiste sentir al ver cómo a un dominicano le impedían estar en su propia tierra en aquellos doce años). Tu pluma no quiso quedarse callada.  Sigue leyendo

Ocho años | Orlando entre nosotros

Y, una vez más, se repite aquella coincidencia del aniversario de esta Catarsis y el día del vil asesinato de Orlando Martínez, paradigma del periodismo comprometido dominicano. Aunque ya la Catarsis no es (tan) Diaria, quiero agradecer a quienes siguen dejándose ver por aqui cada cierto tiempo. Yo estoy preparándome mentalmente para devolver. Es un compromiso que hago hoy. Hago también una súplica: que jamás pierda la capacidad de asombrarme. No puedo dejar de asombrarme aunque ciertas cosas sean «la norma». El día en que la pierda, creo que dejaré de ser periodista.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo». 

Recordemos a Narcisazo

En medio del jolgorio no puedo olvidar que un día como hoy también te perdimos. Que ni siquiera podemos llevar flores a tu tumba porque esos… ni siquiera nos dejaron ese derecho. Cobardes, no saben que las ideas son a prueba de balas. Sirvan mis palabras para reclamar justicia. Esa que nunca llega, a pesar de que decidieron poner tu nombre al centro cultural de Villa Juana…