Sobre #DesayunoDeTachuelas con Yalo para @ListinDiario

ddt-cd.jpg

Quienes me siguen en redes sociales (y quienes me conocen y siguen por otras vías) saben que desde abril de este año, durante la XXI Feria Internacional del Libro Santo Domingo 2018, presenté mi cuarto libro y tercer poemario (segundo individual) “Desayuno de Tachuelas (y otras masacres literarias)” de la mano del sello independiente español Amargord Ediciones.

Por ahí se vienen cocinando algunas cosas interesantes con el libro, pero mientras el hacha va y viene les quiero compartir el intercambio de preguntas y respuestas con mi ex compañera de labores en Listín Diario Yaniris López (la siempre querida Yalo) respecto a este atrevimiento literario en el que me embarqué. Pocas veces me he reído tanto con un cuestionario, ¡gracias mana!

Eso sí, me tomé la libertad de re-leer mis respuestas y agregar algunas cosas que no dije en la entrevista original. Antes de ser publicado, le agregué algunos elementos que, por dicha (dicen los ticos) fue a tiempo para que saliera en la versión final. ¡Disfrútenlo!

(Y no, no crean que ella estuvo “pitchándomela suave”. A las pruebas más abajo me remito) (Para ver la entrevista en su versión original, vayan por aquí)

Sigue leyendo

Algunos datos sobre #FIFAWorldCup

catarsisworldcup

Estamos en Mundial, definitivamente. Todos. Incluyendo aquellos que reniegan de esta locura global y globalizada con ciertos aires de elitismo, regodeándose de su superioridad (or whatever the hell that is) por importarle tres carajos lo que va a pasar durante todo este mes de junio hasta el 15 de julio.

Pero sí. Desde semanas antes del 14, la humanidad pone sus ojos en Rusia, sede de la 21 Copa Mundial de Fútbol “Rusia 2018”, uno de los eventos deportivos más importantes… incluso más que los Juegos Olímpicos, ¡vayan ustedes a saber!

Pero mientras el balón rueda y todos esperamos que gane Argentina (bueno, todos no… YO espero que así pase) Aquí les comparto algunos detalles sobre la Copa y su organizadora, que es la FIFA. Sigue leyendo

Literatura dominicana en Guatemala

catarsisplaneta

Esta Catarsis no tuvo tiempo para celebrar en su momento el nacimiento de la Colección Autores Dominicanos de Amargord Ediciones , sello editorial español, con la publicación de sendos poemarios de los amigos Plinio Chahín y Neronessa.

Cuando nuestra poesía cruza las fronteras, todos tenemos que estar felices. Por muchísimas razones. Sea por ganar un premio internacional, por la publicación de un poemario en un sello extranjero o por que una editorial de allende los mares se interese en antologarnos.

En esas ondas, ha salido «Sobre un costado del planeta: muestra de poesía dominicana (1970-1990)» bajo el cuidado del hermano Luis Reynaldo Pérez para Catafixia, editorial guatemalteca. Y yo estoy feliz.

Sigue leyendo

Y fue España…

Les confieso que ví el juego por más amor al fútbol que cualquier otra cosa. Pues si bien me animé por apoyar a España por un asunto de cercanía y solidaridades, luego de la eliminación de mi albiceleste no me quedaban muchos ánimos de seguir viendo el mundial (el síndrome de «quedar en el camino»). Coincido con muchos de los comentarios que fui viendo en Twitter de que los holandeses se confundieron de deporte y pensaban que era «Futbol Kwon Do» o «Mixed Martial Arts». Casi me atreví a vaticinar penales (por como estaban jugando.. Iker se tiró encima el juego!) pero vino Iniesta en el 116 y salvó a la FIFA de repetir una experiencia de definir una final por penales. Mejor así.

Y ya que estamos en eso, dénse una vueltecita por el blog de mi hermana Maricha, para que vean el seguimiento que ella le ha estado dando a esta pasión por La Roja. No hay mejor momento para estar en España que ahora… salud!

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Bailemos un merengue

«Puede ser; no lo niego; pero ahora, entre tanto,
bailemos un merengue hasta la madrugada,
entre ajíes caribes de caricias robadas»

Franklin Mieses Burgos.

Sí, bailemos un merengue. Y nada mejor que un merenguito sinfónico instrumental. No sé lo que tiene Caña Brava interpretado por la Sinfónica Juvenil «Juan Pablo Duarte» que me engrifa. Y con ustedes lo comparto.  Feliz domingo, y a ver cómo le va a Holanda y a España en la final. Gane quien gane, esta ya es de por sí una copa de sorpresas. Catarsis, catarsis.


Moral y paños menores

No sé ni que pensar. Mejor dicho, sé que pensar pero no sé cómo decirlo sin perder los estribos y rebajarme a echar malaspalabras por la boca como algunos comunicadores radiales criollos. Intentémoslo nueva vez. En uno de los mailing lists que reviso, me llega esta nota procedente del digital La Nueva España, que con aire de sorpresa comenta sobre la «gran cantidad» (así mismo dice, citando a un empleado) de zapatos que nuestra primera dama compró en una zapatería de Asturias.

No me detengo en el operativo de agentes de seguridad que -asumo- habrá sorprendido a los simples mortales, porque ese no es el tema ahora (aunque el lunes por la madrugada conté 8 yipetas y 2 motos franqueadoras acompañando la presidencial y tuve nostalgia de los early days de Leonel en el 96). En lugar de eso, prefiero pensar en la eterna falta de recursos para que las cosas funcionen mejor y las prioridades de este gobierno. Más fuerte todavía, Doña Margarita fue a España a un encuentro sobre menores de edad y acceso a las TIC. No puedo dejar de pensar en aquella frase de «predicar la moral en calzoncillos».

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Leo me hace falta

Tengo desde el 2005 que no lo veo. Eso son tres años. No pude ir a ver su último concierto en RD, algo de lo que tendré toda una vida para lamentarme. Sin embargo me ha dado gusto seguir sus pasos por el viejo continente a través de Facebook y Youtube. Hoy, buscando videos de rock dominicano para alimentar el hambre de mi nostalgia, encontré esta pieza. Leo explicando cómo creó una de las piezas que más me tripean de JLS, «Enemigo de la Sociedad» y tratando -dentro de su poca paciencia pedagógica- de explicar cómo se toca. Disfrútenla. Yo lo hice.

De Duarte y «Los Trinitarios»

He estado leyendo y releyendo toda la parafernalia que ha surgido luego del reportaje del periódico español El País respecto a una banda que ha surgido en madrid llamada «Los Trinitarios». Más allá de la preocupación fuerte por el hecho de que los dominicanos nos estemos haciendo infames, la atención se ha dirigido hacia el último párrafo, donde se habla del patricio Juan Pablo Duarte:

«Los collares que llevan los Trinitarios están formados por anillos de color verde, azul, blanco y rojo. Son 844 anillos en total, de ahí los 844 palazos con los que castigan a quienes cometen una falta muy grave contra la banda. Si los Latin Kings ensalzan el amor a su rey o padrino, los Trinitarios, cuando se ven en la calle, se saludan con la contraseña «Amor de Patria». «Dios, Patria y Libertad» es su eslogan, en referencia a las ideas que expandió el creador del grupo, el dominicano Juan Pablo Duarte.»

Alvarito tronó, malas palabras incluídas. Patricia Mora le escribió una carta al mencionado periódico, reclamando una disculpa. Muchos colegas se han escandalizado hasta la médula. Y no es para menos, diría yo… pero aqui vengo, como miembro del Partido Opuesto Permanentemente, a imaginar que tal vez el único error que hay aquí es el de omisión.

Si se fijan, el fundador de la mencionada «ganga», llamado «Patriarca Universal» en la nota firmada por José Antonio Hernández, reside en el país, y está claro que ha tomado prestados algunos elementos a la Sociedad Secreta que fundó Duarte en 1838 para implementarlos en su núcleo, elementos que -valga decirlo- tienen cierta influencia masónica… pero ese no es el punto.

La verdad es que aquí el párrafo final debió decir, en lugar de lo que está escrito, «en referencia a las ideas del movimiento organizado por Juan Pablo Duarte en República Dominicana que, en 1844 logró la independencia de su país». No más. Sin escándalos. Sin tanta gritería. Sin hacer un escándalo que al final ha demostrado (por la fría recepción o respuesta del rotativo español) que los «isleños» no deben de estar armando «tanto griterío».

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».