Huracán Georges, 16 años después

catarsisgeorges

Tenía 17 años. Era mi segundo trimestre en INTEC. Ese lunes 21 de septiembre de 1998 tenía dos materias por la mañana y una en la tarde, lo cual me obligaba a bajar hasta mi casa en el residencial KG1 a almorzar. Internet aún no estaba tan desarrollado en el país y mi única fuente de conexión era el laboratorio del cuarto piso en el edificio FD del campus inteciano. Durante la mañana, hablábamos de un huracán que ya estaba azotando Puerto Rico pero que aquí… poca información. Apenas lo que advertía The Weather Channel y algunas páginas de meteorología. Los medios locales empezaban a hacerse eco. Al llegar a casa, mi madre me franqueó en la puerta y me dijo: «tú no vuelves hoy a la universidad, hay un huracán en camino». Sigue leyendo

Atreviéndonos a experimentar

«Abre tus ojos y tu corazón,
y aprende a ver lo que no ves.
Otra forma de sentir
besa, nos besa y enciende la luz de vivir»
Pedro Guerra

El asunto va un tanto más allá del planteamiento original de «Peter War«, y me vino a la cabeza mientras -casi a la velocidad de un rayo- descendía por una arteria urbana en labores de trabajo. ¿Cuantas veces hemos dejado pasar valiosísimas oportunidades para descubrir y experimentar nuevas emociones, simplemente porque hemos decidido de antemano que «no nos gusta»? Voy más allá de experiencias gastronómicas, sino más bien emocionales. Desde un artista que nunca hemos escuchado por los prejuicios o porque «no nos pareció bien de primera impresión» hasta la asistencia a determinados sitios o actividades que «no nos parecen» particularmente atractivos. No han sido pocas las veces que he escuchado «diablo, y pensar que yo no quería venir… ¡de lo que me he perdido hasta ahora!»

Y bueno… mi reflexión de hoy va en ese sentido: la vida es DEMASIADO corta como para estar tomando decisiones así porque sí. Vamos a atrevernos a experimentar, vamos a vivir en cada segundo, cada huella, cada momento. Vamos a decir que sí y a intentarlo… si no nos gusta, al menos tendremos el clásico «conocimiento de causa» para poder criticar mejor.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad y con mi vida la defiendo»

El Metro y yo

Y bueno, ya me monté en el Metro. Les deberé las fotos, porque yo no estaba en «hacer show», además de que ya casi todo el que ha hablado sobre su experiencia la ha adornado con el respectivo material visual.

Esperé que pasaran todas las pruebas, todas las ediciones gratuitas y decidí hacerlo cuando fuese estrictamente como usuario, después de abierto formalmente y cuando hubiese que pagar por ello. Y así fue: compré mi «tarjeta viajero» en la estación «Casandra Damirón» y me dí la experiencia.

Sigue leyendo