Escandalizar… por escandalizar.

catarsisescandalo

Ayer domingo, cambiando de canales, me enteré que una figura «infame» de la fauna farandulera local iba a ser entrevistada en un canal ubicado en el Ensanche Lugo, a unos pasos del mausoleo de nuestros Padres Fundadores. Sospeché que iba a causar estragos… bueno, el comercial decía «encenderá las redes» y, en efecto, no me equivoqué. Leyendo los comentarios en Facebook y Twitter, me quedó claro que esta persona siente que la única forma de crear ruido alrededor suyo es precisamente abriendo la boca y escandalizando. O que tal vez no tenga un asesor de imagen que le aconseje no ir a los medios por un buen rato. Decidí que no veré el video de la susodicha entrevista y que esto será lo único que diré al respecto (lo incluyo en mi blog para que quede constancia). En mi honesta opinión, deberíamos hacerle caso a aquella frase que recorre la internet, como el fantasma del que hablaba el Manifiesto de Marx y Engels, que dice «Stop making stupid people famous». Y eso va también para el programa de televisión que, sabiendo las barbaridades que este personaje ha dicho en el pasado, le presta su espacio para beneficiarse de la bulla gratuita, por demás innecesaria, en un obvio interés de hacer leña del árbol que ya cayó.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo» 

Caribeñidad3s, en Puerto Rico

catarsiscaribe

 

Tuve el honor de conocer a Amarilis Tavarez Vales en mayo del 2010 en una presentación de varios libros en la Librería Mágica, un rincón precioso en Río Piedras donde la literatura se respira y se siente desde que atraviesas la puerta. Mágica es… bueno, le hace honor a su nombre. En aquel entonces ella estuvo como parte de los poetas que leyeron textos de «Miss Carrussel», de Mirna Estrella Pérez, «Sencilla-Mente» de Carlos Vazquez Cruz y «El mal de los azares», autoría de Karen Sevilla a quien también conocí (igual honor) en dicho evento.  Sigue leyendo

Con ustedes la @PayasaAgapita

En este viernes quiero presentarles a una amiga desde la vecina Isla del Encanto. A mí me encanta referirme a ella por su nombre artístico y el real, así que diré que ella es, al mismo tiempo, Bianca Estrada y la Payasa Agapita.

Nos conocimos cuando ella entró a mi blog buscando información sobre la blogósfera o sobre otros temas (hace un par de meses encontré su primer comentario) y luego los nudos de las redes sociales nos han seguido hermanando (Facebook, Twitter, etcétera).

En estas últimas semanas he estado prestándole mucha atención a su blog, en el que trata varios temas desde una perspectiva… esteeem… ¿seria?… bueno, digamos que no tan graciosa como cuando le toca ser Agapita. Y me ha encantado su estilo de escribir historias, además de sus artículos sobre sus ocurrencias cuando le toca trabajar, como cuando tuvo sus cinco minutos de fama en Carolina. Otra cosa, ¡sus «cuentos reinventados» son tremendos!)

No tengo que decir que Bianc… ahem, Agapita, está muy atenta a Social Media: cuenta con un fanpage, un usuario de twitter y otro de youtube, donde puede vérsela muy contenta bailando el culiquitaca de Toño Rosario. Un caso muy interesante de promoción en redes sociales en el cual pueden (¡DEBEN!) verse reflejados sus colegas.

Denle un vistazo, estoy seguro que, como dice aquella canción de «Bienvenidos»:

«¡Y se divertirán!»

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

ColeActivo presenta credenciales

Pues sí. Si de algo estoy total y completamente agradecido en esta vida es de la dicha de estar tan vinculado y cerca del acontecer artístico y cultural de mi media isla. Dirán que todo se concentra en la ciudad primada de América (lo cual no es cierto, porque también en el Cibao, el Este y el Sur tienen sus encantos, como veremos en los próximos días de este mes) pero igual estoy feliz de poder ser parte de todo esto.

Los caminos del fin de semana que recién termina me llevaron, nueva vez, a la ciudad intramuros (eso es Zona Colonial, para quienes no se la llevan) para participar de manera activo-pasiva (como espectador, pero documentándolo fotográficamente) en el «Mercado de Arte» del movimiento de arte multidisciplinario ColeActivo, con el cual se presentaron formalmente en sociedad y dieron una probadita de lo que será su primera exhibición formal en la Galería Nacional de Bellas Artes (empezaron duros los muchachos!).

Sigue leyendo

La autoferia, en vivo

Como cada diciembre se ha vuelto tradición un trajinar en la Gómez esquina Kennedy. Y ahora con esto de la segunda línea del metro es como para no imaginarse el hervidero. La Autoferia Popular llega a su décimo sexta edición (santísimo, tantas!!!!)

Ya empezaron ayer,  con un variado programa de actividades orientadas a  diferentes segmentos, atractivo que imprimirá un nuevo giro a la nueva edición de la Auto Feria, con beneficios mantenidos como la aprobación inmediata de los préstamos  y  la recepción de vehículos usados, entre otros, según señala un parte de prensa que el Popular hizo llegar a Catarsis Diaria.

Otro asunto que se resalta es que la auto feria tendrá una exhibición especial, el sábado 4, de nuevos modelos de todas las marcas automotrices de prestigio , dirigida a jóvenes universitarios interesados en adquirir un primer vehículo nuevo.

La décimo sexta edición de la Auto Feria Popular está abierta desde el pasado 2 de diciembre, entre 6:00 de la tarde y 10:00 de la noche, y de viernes a domingo, de 10:00 de la mañana a 10:00 de la noche.

Este año hay mucho que ver vía redes sociales. Para empezar están en Facebook, y también tienen streaming en vivo. Nada mal! Denle una vueltecita.

Catarsis, catarsis.

The Social Network

Pues bien. El autor de este blog, junto a otro grupo de twitteros y bloggers (y tó lo demáj) fue invitado por Palacio del Cine a una función pre-estreno de «The Social Network» («Red Social», en español) en una de las salas VIP de Blue Mall. Empecemos por agradecer la invitación y resaltar la comodidad de las salas (esos asientos reclinables y el sonido fueron un plus).

Pues en materia. Como muchos de ustedes saben, la película está basada en «The accidental billionaires», libro de Ben Mezrich que no deja muy bien parado a Mark Zuckerberg, el fundador de Facebook (para los 2 o 3 que todavía no lo saben). La película, pues, más que una historia de bits y códigos, narra las vivencias de un «geek» de Harvard, con una personalidad conflictiva y lleno de rabias, quien termina convirtiéndose en el CEO de la red social más grande, no sin antes ganarse unos cuantos enemigos en el proceso y ganarse una reputación de «cabrón» (eje central de toda la película: las demandas y los platos rotos)

A mí me gustó. Es ágil, bien dirigida y con la suficiente cantidad de situaciones jocosas como para reirse a lo largo de toda la película. Tiene buena fotografía, buenas actuaciones (la de Justin Timberlake como Sean Parker es genial) y logra lo que para mí es lo más importante en una película: sumergir al espectador en el ambiente.

Por cierto, (SPOILER! sombrea para ver el comentario) el chiste de Bill Gates es lo más gracioso de toda la película

Hay que verla. Seas fan de Facebook o no.

Catarsis, catarsis.

Léase en Nueva York

Si me sigues en Twitter, o eres uno de mis contactos en Facebook, sabrás que desde ayer estoy en territorio estadounidense, como parte del «big tour 2010» (o participando en el «Editors day» de APC by Schneider). El asunto es que, como parte de este periplo breve, aprovecharé para pasar unos cuantos días en Nueva York. Y, bueno… si me lees, si me conoces, si no me conoces pero te interesaría, si quieres hacer coro, si no tienes nada más que hacer, pues su presencia es requerida en «The Great New York takeover» este sábado en Parrilla Steak House.

La dirección? En 3920 Broadway, entre 164 y 165. Vengan, vamos a hacer coro!

(Cómo llegar? Encontré este mapa que puede ayudar un chin)

Desde anoche

Desde que anoche mi querida Sonia me dejó su cariño en mi wall de Facebook con una frase similar, esta canción de Pedro Guerra me bombardeó el subconsciente. Hoy, que Julio planta más cruces en el calendario emocional de muchos de nosotros, busco una vez más en sus melodías el bálsamo que le falta a mis desesperos. Con ustedes lo comparto. Catarsis…

Esto pinta a difamación

Pues bien. Retomando un poco la Catarsis, después de varias semanas sin escribir. La verdad es que entre el cansancio, el mucho trabajo y el déficit de ganas, había abandonado este rinconcito. Pero esto me ha hecho volver. Espero mantener el ritmo.

La carta que ven sobre este texto la encontré en el perfil de un amigo en Facebook. A él se lo mandaron como un video-advertencia respecto a una persona que, según la «denuncia», tenía SIDA y andaba por ahí «pegándoselo a todo el mundo». Pues bien, tomemos el asunto con pinzas y detengámonos en la carta de marras, a ver si resiste mi análisis. Sigue leyendo

Facebook políticamente correcto… el análisis

Dentro de mi grupo de cercanos, creo que fui de los primeros en suscribirme a Facebook. Cuando la mayoría de la gente todavía andaba dando brincos por Hi5, mis hermanos y hermanas de preurbano.com me convencieron de hacer la mudanza a esta red social, que hoy se ha vuelto tan adictiva y «lleva vidas» para muchos de nosotros.

Como era de esperarse, muchas de las actitudes propias de Hi5 se han querido repetir en esta red, y se ha ido generando un código no escrito de conducta sobre las distintas actitudes que un usuario debe de tomar para un comportamiento mejor por esos predios.

Aquí escribo algunas que he ido generando conforme ha pasado el tiempo y me he adentrado en el uso de la herramienta. Claro, me imagino que recordarán aquel video que colocamos en días pasados y cuya regla 4, «do not steal friends from other Facebook friends» me sigue produciendo risa hasta el día de hoy.
Sigue leyendo