Rebeldía organizada, transversal y transformadora

A muchos nos movió el piso haber visto ayer el  «Un tiempo después» (excelente programa conducido por Yolanda Martínez junto al tremendo equipo que la apoya en la producción) sobre «Siete días con el pueblo». Sin dudas, esa jornada de música y protesta es nuestro principal referente de rebeldía popular. Tal vez uno de los puntos que -en Twitter- generó mayor controversia fue el comentario del sociólogo y empresario artístico Cholo Brenes (uno de sus organizadores) respecto a que un evento como ese no se puede volver a repetir porque «aquí no hay juventud ni sindicatos».

Yo podría estar de acuerdo con Cholo en tanto las condiciones que imperaban en los setenta no son las mismas (y que muchos artistas ya no tocan «por amor al arte», sumado a la logística que implicaría en estos días hacer algo así) pero no concuerdo para nada en tanto a su pesimismo respecto a la juventud dominicana.

Cholo está negando una trayectoria de rebeldía que ha continuado, pese a los duros golpes de la intolerancia gubernamental, en nuestra historia reciente. Cholo está negando a Nicolás Valerio, Chú Diplán, las luchas del FALPO, los vestigios del movimiento estudiantil (aunque esa es otra historia) pero también está negando a Narcisazo en los últimos años antes de su desaparición, a Roberto Duvergé,y las distintas organizaciones, movimientos sociales e iniciativas ciudadanas que han estado sobresaliendo en este final de década.

Sigue leyendo

Septiembre sangriento

«Los revolucionarios seguimos haciendo la revolución aún después de muertos.
Cuando ya no tenemos voz para propagar nuestras ideas, cuando ya no tenemos vida para empuñar un fusil,todavía nos quedan huesos para que sirvan de bandera»
Amín Abel Hasbún

Un día como hoy, en 1970, la intolerancia balaguerista se llevó de varios balazos al camarada Amín Abel Hasbún. Líder de izquierda, estudiante meritorio (la UASD le otorgó post mortem el título de ingeniero magna cum laude), un joven que creía en el futuro y que fue capaz de renegar de su condición de «clase media acomodada» para echar el pleito con un pueblo que sentía desde siempre como suyo. Fundador de la Federación de Estudiantes Dominicanos y del Frente Estudiantil «Flavio Suero» (FEFLAS). Hoy, la facultad de Ingeniería lleva su nombre, al igual que el Frente Estudiantil de Liberación «Amín Abel» (FELABEL). Hoy no puedo evitar pensar en el camarada Amín y acordarme de que su nombre engalana una estación del Metro de Santo Domingo que está justo después de la bautizada como «Joaquín Balaguer». Ah, este gobierno tan…

«Tu cuerpo humano no pudo resistir el acero, pero este tampoco pudo resistir el peso de tus ideas».

Catarsis, catarsis.

Lamentable

No existe otro término que defina mi opinión del triste suceso de ayer frente a la secretaría de Educación, cuando un grupo de organizaciones juveniles (FEFLAS/Juventud Caribe, FELABEL, UNER y La Multitud, entre otras) fue a llevar un documento de protesta y un «acto de alguacil» a la titular, Alejandrina Germán, para convocarla a un juicio moral que se le pretende realizar la semana que viene. Sigue leyendo