La UASD aún está a tiempo

Reproduzco íntegramente el contenido de la “Trinchera Profesoral” número 245, editada por el profesor Facundo Acosta, que me llegó a mi correo hoy. Me imagino que se estará distribuyendo en el recinto universitario durante el día, tratando de influenciar a los indecisos.

Lo pongo aquí como testimonio de lo que le va a esperar a la UASD si, como me estoy temiendo, se impone la irracionalidad. Aquí ya no es cuestión de “clanes”, ni de “grupos”. Es cuestión del modus operandi de un segmento de nuestra universidad al que han dado por llamar “El Comején”, que busca eternizarse.

Es la mediocridad uasdiana que quiere inclinar la balanza completamente para terminar la labor de retroceso. Por el otro lado, los hechos de una candidata cuyo único pecado fue el de no estar autopromocionándose para “que la vieran”, situación que la convirtió en una “líder sin alcance”. ¿Cuándo vamos a seguir eligiendo autoridades por “carita”, como si esto fuera un concurso de belleza?

Ojalá que estas palabras lleguen donde tengan que llegar. Porque aún estamos a tiempo. Si no, pues en tres meses ya estarán arrepentidos unos cuantos, y al cabo del año lo estarán todos. Yo no, pues me arrepiento desde ahora mismo… o, mejor dicho, no puedo arrepentirme de lo que no apoyé.

Les dejo con Facundo. Les advierto, es extenso, pero no tiene desperdicios.

Sigue leyendo

Lo más parecido a…

Me la juego. Hoy en la mañana, en Uno+Uno, había un debate entre los dos candidatos a rector de la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Por la calidad de sus respuestas y la forma como cada uno demostraba sus intereses en caso de ser electos, yo sentí -extrapolando la situación- que estaba viendo a Hillary Clinton debatir frente a Amable Aristy Castro.

Y el que no me crea, que se consiga la grabación. Lo malo es que los uasdianos que eligen no van a tomar en cuenta nada de lo que ocurrió hoy y las decisiones están tomadas. Lástima. Esperemos un milagro (sí, “profesora” Laudamia, un milagro es lo único que puede salvar la UASD del derricadero).

Catarsis, Catarsis.