En esta fecha natalicia, Patria…

Estando en tus escarpadas, patria, estando entre tus lomas, en este rincón donde el Atlántico macera tu existir, han llegado a mí estos versos que una vez leí en el colegio. Hoy los recito y los comparto. Hoy que cumples un aniversario más de ser «libre».

Patria,
jaula de bambúes
para un pájaro mudo que no tiene alas,
Patria,
palabra hueca y torpe
para mí, mientras los hombres
miren con desprecio las pies sucios y arrugados,
y maldigan las proles largas,
y en cada cruce de caminos claven una bandera
para lucir sus colores nada más…

Mientras el hombre tenga que arrastrar
enfermedades y hambre,
y sus hijos se esparzan por el mundo
como insectos dañinos,
y rueden por montañas y sabanas,
extraños en su tierra,
no deberá haber sosiego,
ni debera haber paz,
ni es sagrado el ocio,
y que sea la hartura castigada…

(Fragmento de «Canto gris a la patria bien amada» de Héctor Incháustegui Cabral)

Recuerdos del día de Duarte

Cuando chiquito, mis padres me llevaban cada 26 de enero a la Puerta del Conde a participar de la ya clásica marcha a Duarte en su natalicio. Ese día, que no había clases, el sol brillaba con una incandesencia más fuerte que en otras jornadas, o al menos así lo sentían mis ojos de niño. La marcha siempre la encabezaba una banda de música (del Ejército, de la Fuerza Aérea o incluso del Cuerpo de Bomberos) interpretando «Por Amor» o «Quisqueya» (tal vez por eso siempre que escucho la obra cumbre del maestro Solano pienso en la patria). Recuerdo una vez que subimos la 30 de marzo (y mi madre se detuvo en la Don Bosco para girar hacia la casa de mi abuela porque se cansó) y otra que recorrimos varias calles de la ciudad intramuros hasta llegar al Parque Duarte y luego hasta la casa natal del Patricio para terminar en el punto de partida. Esas actividades, todos con banderas de tela y plástico, fueron formando en mí una conciencia de identidad y de nacionalidad que aún me acompaña. Hoy que conmemoramos el natalicio del fundador de nuestra República, sigamos viviendo acorde con sus ideales y su ejemplo. Hoy, que propugnamos por un renacimiento de Duarte en nuestros corazones recordemos que «Mientras no se escarmiente a los traidores como se les debe, los buenos dominicanos seguiremos siendo víctimas de sus maquinaciones».

Feliz aniversario, Patricio.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Hoy cumplimos 165 años de ser libres

Esta bandera la encontré ondeando cerca de la Plaza de Santurce, en Puerto Rico.

Esta bandera la encontré ondeando cerca de la Plaza de Santurce, en Puerto Rico.

Hoy celebramos nuestra Independencia Nacional. Hoy tendremos discursos al 2×1 recordándonos lo importante de la gesta de Febrero, y las típicas loas a Duarte, Sánchez y Mella mientras exhortan a la juventud, «el futuro de la Patria» a seguir su ejemplo… y yo no dejo de pensar en los escrúpulos que tienen algunos que han convertido a esta nación en un modelo exportable de corrupción, injusticia y desigualdades sociales.

Sigue leyendo

Un día para la reflexión

«Y me pregunto, Pedro
que ha cambiado,
si hay cielo y paloma,
¿será que falta el hombre?
Claudio Cohén

Anoche, mientras me preparaba para dormir, vinieron a mi mente los versos de «Pedro nació con la boca llena de palomas que nunca volaron», del cantautor y gran amigo Claudio. En esta sociedad, que vive echándole la culpa al otro de los problemas y en la que «todo tiempo pasado fue mejor… ¿no terminaremos de darnos cuenta de que el problema está en nosotros?

Ojalá que un día abramos los ojos, despertemos y tomemos conciencia de nuestra realidad y el negro futuro que nos espera si no nos organizamos, como aquellos que un 27 de febrero de 1844 lo hicieron para lograr un propósito común: la independencia y libertad de nuestro terruño.

Hoy, hay que hacerlo por lograr la segunda y definitiva.

Feliz cumpleaños, Patria. Hoy brindo por tí y me comprometo a seguir luchando.