Tenía pendiente esta

Un dia cualquiera, 8 de la mañana. En plena 27 de febrero, un pana duerme a plena luz del día en las escalinatas del edificio donde yo resido. Ya no es extraño, sobre todo cuando es común encontrármelos ahí mismo en plena madrugada al regresar de la calle. Lo que sí me resultó bastante extraño fue el man que está escaleras abajo, de espaldas a mí… cuando le pasé por el lado, el tipo se estaba… inyectando!

(les recuerdo que eran las 8 de la mañana y que estaba en plena 27 de febrero?)

Ahí yo sentí que se había perdido hasta la decencia…

Catarsis, catarsis.