Devorando carreteras

Mis amigos Darío y Arturo confesaron vía Twitter que envidiaban mi trabajo por mis contactos permanentes con la tierra más fértil de nuestro país. No sin morirme de risa tuve a bien contestarles que, más allá del trabajo, los más recientes se debían a diversión.

En efecto, los sueños se me han ido transformando en rutas asfálticas hacia cualquier rumbo medioisleño, principalmente en las provincias cibaeñas. Ningún lugar está lejos, parafraseando a la Yalo, si se tienen los ímpetus suficientes para vencer distancias y descubrir destinos no conocidos por el ojo… el de uno, quiero decir. Y entonces viene la fantasía de que ya los interiores de los autobuses te conocen, y te hacen más placentero el recorrido.
Sigue leyendo

Alter-O-ritmo, o el ritmo del Círculo Alter

Pues sí. Que resulta que mis panas sancristoberos del Círculo Creativo Alter estarán celebrando su primer aniversario (y el primer centenario del natalicio de Juan Bosch) muy a su modo: rebeldía literaria hasta rabiar. Como parte de estas fiestas, se trasladan hacia la capital a realizar una tarde de “poesía, música, performance y par de fallos matemáticos” (no era así, Isidro?) y han tenido la gentileza de invitarme a participar (y yo el atrevimiento de aceptar)

Alter O Ritmo 09, será, pues, un reencuentro con el hacer poesía a partir de códigos físicos (de llevar las palabras a las acciones, pues). Conmigo estarán: de la capital los Erranticistas (Glaem y corillo), Isis Aquino (del taller literario “El Viento Frío“), el colectivo vegano Urbit (desde la culta y olímpica, mi amiga Mashy Taveras estará haciendo bulla) y Daniela Cruz desde Santiago.

Sea pues válida la ocasión para invitarles. Este 3 de noviembre a las 5:30 PM en la Sala “Ramón Oviedo” de la Secretaría de Cultura. Para los que llevan anotaciones, eso es en la George Washington (Malecón) frente al obelisco “macho”… y muy cerca de la remozada plaza Juan Barón. No prometo des-amor-dazar secretos, pero sí compartir silencios. Valga la indirecta.

Catarsis, catarsis.

Familia es familia

… y cariño es cariño, dice Blades. Una de las ventajas de que la Feria Regional del Libro haya sido en la “culta, olímpica y carnavalesca”, es que -aparte de todo- la ciudad dormida en el Valle es también mi cuna materna. Bueno, más bien la cuna de mi madre (hi, mom!). Y entonces uno se inventa tirarse para allá par de días y reencontrarse con la familia para revivir nuestros años de infancia y temprana adolescencia. Y aquí estamos nosotros, los 3 contemporáneos de la 2da generación de los primos “Díaz Solís”, reunidos después de… quien sabe cuanto tiempo. De izquierda a derecha Johnattan, quien escribe estas líneas y Fausto. Valga la nota familiar y vaya también el saludo -a través de esta- a toda la familia que me lee desde el silencio. Igual, desde el silencio, se les agradece el privilegio de su lectura.

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.