Este sábado en #PRBloggerCon

A José Hernández lo conocí en Las Vegas en 2007. Habíamos ido al Consumer Electronic Show (CES) invitados por Microsoft para escribir sobre el lanzamiento de Windows 9 que se haría en ese evento.  Él para Primera Hora y yo para Listín Diario. A los dos caribeños nos tocó quedarnos en el Luxor, pero de eso nos dimos cuenta el día que nos íbamos (cosas de la vida).

Un año después, en 2008, José tuvo la idea de organizar un encuentro de blogueros puertorriqueños en Caguas –“centro y corazón de Puerto Rico”-. Hizo de tripas corazón para organizar una actividad donde pudiese hacerse networking, compartir conocimiento y (dicho en buen dominicano) cherchar. Logró conseguir el apoyo hasta de la alcaldía.

Para la segunda edición nos inventamos una participación mía sobre una mirada a la blogósfera caribeña (que yo, haciendo un poco de trampa, convertí en una mirada a la blogósfera dominicana para comparar ambos “ambientes”: el nuestro empezando a ceder ante la presencia cada vez más fuerte de redes sociales y el de Puerto Rico tomando fuerza pero preguntándose qué hacer ante la vigencia que se iba cobrando).

No tuve chance de ir ni a la tercera ni a la cuarta, ediciones que fortalecieron y permitieron un mayor crecimiento de la actividad.  Ahora ya estoy en Puerto Rico para participar como expositor en la quinta, una en la que se ha tirado la casa por la ventana y que tiene como lema “los nuevos emprendedores”. ¿Qué haré aquí? Me corresponde dar un estado de la blogósfera criolla y hablar de los casos de éxito y -sobre todo- qué ha pasado desde mi última visita al PRBC.

Prometo compartirles la presentación por aquí y escribir un artículo con mis experiencias. Sé que me lo voy a disfrutar. Pueden seguir mis actualizaciones en twitter con el hashtag #Tumbalacasa2013 o #PRBloggerCon (este último es el oficial del evento, el otro es el que yo usaré para mis tweets desde Puerto Rico).

Historias de aeropuertos

Aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza. Buenos Aires, Argentina.

Aeropuerto "Ministro Pistarini" de Ezeiza. Buenos Aires, Argentina.

“La más larga caminata comienza con un paso”, reza un proverbio hindú. Y yo, sin pretensiones de filósofo, agrego: “Cualquier viaje al exterior, sin importar qué distante sea, tiene que pasar por un aeropuerto”. Pues bien. Estamos trabajando un reportaje sobre los aeropuertos como destino de viajes. Los más grandes, los más atractivos visiblemente, los más cómodos, los más incómodos… y nuestras experiencia pasando por ellos. En mi caso particular, guardo buenos recuerdos de Ezeiza, el Mcarran de Las Vegas, la Terminal 7 de JetBlue en el JFK e incluso me gustó mucho el diseño del Luis Muñoz Marín de San Juan, Puerto Rico. Entonces, aquí es donde entran ustedes. Pueden dejar sus comentarios aquí o enviarmelos a alexei.tellerias@listindiario.com (pueden incluir fotos) sobre cuales le parecen a ustedes, según su experiencia, los mejores aeropuertos del mundo. Justifiquen sus respuestas e incluyan algunas experiencias. Las mejores formarán parte (15 minutos de fama incluidos) del reportaje. Así que se esperan y se agradecen sus aportes!

Nostalgia del CES

Hace un año exactamente, quien escribe se encontraba caminando entre las calles de Las Vegas, ubicando el Las Vegas Convention Center, hogar del Consumer Electronics Show 2007 (CES), el evento más grande de tecnología que se realiza a principios de cada año en esta “Capital del Pecado”.

Como dato jocoso, me tocó descubrir por mí mismo el cómo llegar, y encontrar la ruta del monorriel que me dejó frente a frente fue el momento de todo el viaje (me ahorré un paquete de dólares en el transcurso). Invitado por Microsoft, junto a un grupo de periodistas de América Latina (Venezuela, Brasil, Perú, Puerto Rico, Argentina, Chile, y un largo etcétera) aquel fue mi primer contacto con la tecnología de última.

Hoy, que no me toca ir, me ha entrado tremenda nostalgia. Estoy imaginándome el hervidero humano que tiene que haber en estos momentos por allá, y la ciudad de Las Vegas llena de “geeks”… (inserte LOL aquí). Nada, que ya vendrán más oportunidades y por ahora podré darme las actualizaciones vía Technocracia y Gizmología.  Pero no quería dejar de recordar aquel viaje a la “ciudad ficticia”.