La otra campana

Ayer las mujeres (y aquellos hombres que se han solidarizado) salieron a las calles a reclamar una discusión y debate más amplio en la segunda lectura del artículo 30 de la Constitución. Salieron a defender el derecho que tienen sobre su cuerpo y sus derechos humanos particulares.

Lástima que no pude ir. Pero me alegra saber que hubo una gran asistencia, y no  «20 o 30», como salió en una ensaladilla de comentarios en días pasados respecto a los «plantones» frente al PRD y PLD.

Del Artículo 30


Todo este movimiento de la XII FIL 2009 no me ha dejado expresarme sobre la aprobación del artículo 30 de la nueva Constitución… tanto se ha hablado y tanto se ha dicho que yo he preferido guardar silencio y tomar acción. Hoy, la «Coordinadora Nacional de Resistencia al Retroceso» tiene organizados dos «plantones» frente a las casas nacionales del PRD y el PLD, y llamo desde aquí a apoyarlos.

Resulta increible que aspectos trascendentales en los derechos humanos femeninos (porque, estemos claros, de esto es que estamos hablando) se tomen tan a la ligera por quienes están llamados a representarnos (no dejo de pensar en la nota que leí en Cristal y Colores sobre el hecho de que muchos de nuestros «asambleistas» ni siquiera han leido lo que están aprobando porque ellos «votan en bloque» y «en sus partidos hay comisiones que analizan y evalúan» lo planteado en el principal documento que regula la vida de nuestro país… y yo tengo que preguntarme: será que para ser diputado o senador los partidos colocan como requisito el extirparse quirúrgicamente el cerebro?

(Y conste, que no son todos… pero sí una gran mayoría)
Sigue leyendo

El senador Williams y el siglo 21

Fuente: Clave Digital

Sorprende que en estos tiempos de «aldea global», «democratización de la información», «acceso público» y «libertad de expresión», existan personas que crean que todavia es posible recurrir a ciertas prácticas de acoso y amenaza quedando bajo el manto del desconocimiento.

Desde que se desató el escándalo del senador Alejandro Williams (PLD/San Pedro de Macorís) respecto a sus múltiples ausencias a la cámara alta y la información de que posiblemente esté siendo investigado por alegado fraude al sistema de asistencia de salud estadounidense (Medicaid), el hombre no pega una.

Sigue leyendo

Sin sorpresas

Sincera y honestamente, ¿alguien esperaba lo contrario?

El resultado fue muy similar a los señalados por las encuestas. Ahora bien, para mí la sorpresa ha sido Guillermo… creo que jamás el MIUCA había sacado una votación como esta. Superó los 5 mil que yo le había dado y, hasta el boletín 7, lleva 16,320. Sé que la semilla de la esperanza ha sido sembrada. Ahora solo nos queda seguir organizándonos para construir una verdadera alternativa de poder en un futuro.

La «Trampa»

Siempre lo mismo, cada vez que hay elecciones. Que si votar por aquel para sacar a este, o si no votar por el otro porque «aquel es malo». Ya me han dicho -gente de uno y otro lado- que la única forma de sacar a Leonel es votar por Miguel. Si, claro… todavia fresca en mi cabeza la gestión de Hipólito y sabiendome todas las acusaciones de lavado de dólares que «MVP» se niega a contestar. Y yo voy a traicionar mi conciencia votando por el «menos malo»? Y cual es el menos malo?

Sigue leyendo

Algo positivo de esta campaña

Foto: LEO SANTIAGO/LISTIN DIARIO

No crean que estoy enfocado exclusivamente en el aspecto negativo de todo este proceso. Por el contrario, a mí me gusta ver el vaso medio lleno de vez en cuando (sobre todo en pro de mi estabilidad emocional). Así que, no se asusten, voy a exaltar un aspecto positivo de la campaña electoral, por el cual debemos agradecer infinitamente a Leonel, Miguelito y… hasta Amable.

Luego de haber visto la pieza de oratoria que nos mostró el actual presidente-candidato y después de haber leído las reseñas del discurso de Amable en su cierre de campaña (porque les confieso que ni quise verlo), he caído en la conclusión de que, si bien es cierto que sus discursos no son dirigidos hacia los dominicanos de «clase media» -entre los cuales me incluyo- al menos no nos lo hacen aburridos.

Detalles como el telescopio, romper una tarjeta «solidaridad» (y pisotearla), las modelos con los precios blancos y morados e incluso culminar con la bandera nacional, brindan esa dosis de entretenimiento que hace llevadero un discurso.

Ya hemos visto anteriormente cómo ha convertido sus exposiciones ante la Asamblea Nacional en una proyección multimedia, ahora él nos brinda sus dosis de pan y circo. Y ni hablar de los «binoculares» de Amable… ¡eso fue entretenimiento de primera!

Aún nos falta el MVP, que le huyó (junto con los demás) al martes 13 como el diablo a la cruz, pero estoy seguro que el no querrá quedarse atrás.

Ojo, aquí no hay nada de sarcasmo. Es como realmente pienso.

El riesgo de cualquierizar los «ejemplos»

Uno de los asuntos de nuestro país es que «aligeramos» todo. Sobre todo los conceptos y la enorme carga ideológica que llevan consigo. Cuando sucedió el caso de Angel Sosa, «el peregrino de Dajabón», temí que sentase un mal precedente con su caminata desde la frontera hasta estos puntos. En efecto, todos lo llamaron «ejemplo a seguir», sobre todo los dirigentes comunitarios y populares, ansiosos de un nuevo «Mesías» que uniese a la población. No hay que ir más lejos, hasta candidato finalista a «Hombre del Año» llegó.

Ahora, esos mismos que lo vieron como «ejemplo a seguir» y que exclamaron que «todos debían ser como él», reniegan de sus palabras al ver cómo Sosa entregó su cruz al presidente de la República y apoya su reelección. Acaso olvidaron que el hombre, antes de todo esto, era dirigente del PLD? Simplemente ha seguido su camino.

Por eso es que hay que tener mucho cuidado al momento de confiar. No todo el que haga algo sobresaliente se convierte automáticamente en «un ejemplo». Qué dirán ahora el Padre Rogelio y los sindicalistas que le acompañaron en los últimos días de caminata, llegando a la Capital?

Por la única persona que realmente lamento todo esto es por Remo.

Catarsis, Catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Tendiendo los trapitos en el PLD

La opinión pública se ha volcado al impasse ocurrido entre Julio César Valentín y Reynaldo Pared Pérez, presidentes de la Cámara de Diputados y el Senado de la República, respectivamente, respecto al eterno tema de las «ONG» de congresistas incluídas en el Presupuesto Nacional de este año. Ayer, al escuchar a Reynaldo y sus expresiones tan… hirientes, dirigidas hacia su compañero de partido, sólo atiné a preguntarme: ¿Qué pasó con ese partido que una vez fue famoso por lavar la ropa sucia a puertas cerradas?

Sí, ese mismo partido cuyo mejor símil es de esas organizaciones mafiosas que se reúnen en consejo privado, someten a la obediencia a la oveja descarriada -aunque sea a golpes- y salen de ahí todo amoratados, pero sonrientes y contentos entre sí. ¿Qué pasó? No hace más de 6 años que le practicaron ese sometimiento a Jaime David… ¿será que ya esos tiempos murieron con Bosch?

Con esto, el único elemento que los diferenciaba del PRD, acaba de caer estrepitosamente.