Publicado y reseñado en revista Mythos

¿Les conté? Hace unas semanas tuve chance de encontrarla físicamente en La Trinitaria. No creo que lo haya comentado por aquí. En la más reciente edición de la revista literaria Mythos, editada en Santiago, salí dos veces (nada mal). Como narrador (publicaron «En Espiral», cuento que inicia la selección de «Los peces del subsuelo») y como poeta (Arlyn Abreu escribe sobre «Cuaderno de Catarsis»). Aquí les dejo el enlace para que la puedan hojear virtualmente.

Seguimos arañando.

Catarsis, catarsis.

Por la libertad de expresión

Estos han sido días de intolerancia por parte del gobierno. Si no de las autoridades, al menos de sus funcionarios y encargados de seguridad. Desde las intimaciones de Euclides Gutierrez Félix contra Nuria Piera y sus anunciantes por las denuncias de esta última sobre presuntos actos de corrupción del primero hasta detalles diminutos como lo ocurrido contra el doctor Wazar Gómez en San José de Ocoa y con el periodista Máximo Laureano en Santiago. Puede ser que desde esas mismas altas instancias digan y re-digan que «el gobierno ha garantizado y garantizará la libertad de expresión», pero las acciones han demostrado lo contrario. Sobre todo en no castigar estos asomos de intolerancia y limitarse a la censura y a la mínima amonestación cuando la situación toma tan altos matices que pueda provocar problemas electorales (el propio caso de Euclides).

Frente a eso, un grupo de periodistas y comunicadores sociales altamente preocupados por este matiz están convocando a una manifestación pacífica en reclamo del respeto a la libertad de expresión y contra estos ataques que ya hemos mencionado (siendo el de Euclides el que provocó el encendido de las señales de alarma). La convocatoria es el viernes 2 de septiembre a las 5:30 de la tarde,  en el parque Rubén Darío (mejor conocido como «La Lira»), ubicado en la intersección de las avenidas Abraham Lincoln y Lope de Vega. La convocatoria está abierta para periodistas y cualquier persona que comparta la preocupación por las acciones que buscan coartar la libre expresión.

Si bien yo ya me he manifestado no muy de acuerdo con el abuso que se le ha dado a este espacio para este tipo de manifestaciones, no puedo cerrarme a una protesta respecto a un tema que me atañe como periodista y como militante de utopías. Estaré allá junto a mis colegas y a quienes entienden que la libertad de expresión es el derecho más importante de todos como ciudadanos.

Catarsis, catarsis.

«Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo».

Devorando carreteras

Mis amigos Darío y Arturo confesaron vía Twitter que envidiaban mi trabajo por mis contactos permanentes con la tierra más fértil de nuestro país. No sin morirme de risa tuve a bien contestarles que, más allá del trabajo, los más recientes se debían a diversión.

En efecto, los sueños se me han ido transformando en rutas asfálticas hacia cualquier rumbo medioisleño, principalmente en las provincias cibaeñas. Ningún lugar está lejos, parafraseando a la Yalo, si se tienen los ímpetus suficientes para vencer distancias y descubrir destinos no conocidos por el ojo… el de uno, quiero decir. Y entonces viene la fantasía de que ya los interiores de los autobuses te conocen, y te hacen más placentero el recorrido.
Sigue leyendo

Oriundo del asfalto

«Y una vez más, las palabras escapando de mi boca se hicieron carretera (…)».
D.C.


Algunos días, las fotos que habitan el subconsciente se antojan avaras de presencia, y hay que salir a buscarlas en los destinos más distintos y particulares. Mi trido vacacional, aparte de servirme para dormir la milla extra, probó ser la temporada perfecta para que brotaran alas de mis sueños y echaran a volar por la media isla.

Y hacia allá vamos, devorando el asfalto que recubre los distintos puntos cardinales. Sin brújula ni cronómetro, simplemente las ansias de conocer y volver a pasar por el corazón esas instantáneas que suelen empañarse o diluirse al caerles encima el ácido del olvido.
Sigue leyendo

Alter-O-ritmo, o el ritmo del Círculo Alter

Pues sí. Que resulta que mis panas sancristoberos del Círculo Creativo Alter estarán celebrando su primer aniversario (y el primer centenario del natalicio de Juan Bosch) muy a su modo: rebeldía literaria hasta rabiar. Como parte de estas fiestas, se trasladan hacia la capital a realizar una tarde de «poesía, música, performance y par de fallos matemáticos» (no era así, Isidro?) y han tenido la gentileza de invitarme a participar (y yo el atrevimiento de aceptar)

Alter O Ritmo 09, será, pues, un reencuentro con el hacer poesía a partir de códigos físicos (de llevar las palabras a las acciones, pues). Conmigo estarán: de la capital los Erranticistas (Glaem y corillo), Isis Aquino (del taller literario «El Viento Frío«), el colectivo vegano Urbit (desde la culta y olímpica, mi amiga Mashy Taveras estará haciendo bulla) y Daniela Cruz desde Santiago.

Sea pues válida la ocasión para invitarles. Este 3 de noviembre a las 5:30 PM en la Sala «Ramón Oviedo» de la Secretaría de Cultura. Para los que llevan anotaciones, eso es en la George Washington (Malecón) frente al obelisco «macho»… y muy cerca de la remozada plaza Juan Barón. No prometo des-amor-dazar secretos, pero sí compartir silencios. Valga la indirecta.

Catarsis, catarsis.

Mientras tanto

El trabajo y A&R no me dejan postear mucho.. pero mientras tanto quiero agradecer a la AECS-PUCMM-Santiago por la invitación al evento de ayer. La pasamos bien y nos entretuvimos… y espero que los muchachos hayan salido de ahí con par de conocimientos más y sobre todo mucha curiosidad.

Blogs y creatividad, en Santiago

A veces los días se acumulan y también la información… y si le agregamos las experiencias que tengo pendiente contar (como mi primer -y hasta ahora único- encuentro con los alcoholímetros) la necesidad de espacio para mantener esta Catarsis actualizada sería… uffff! Como para que me pagasen por ello (inserte risas de un chiste malo aquí).

Sigue leyendo

Mis recias santiagueras

Daniela y Grisbel, en Casa de Arte

Una de nacimiento, la otra por adopción. Mis hermanas en la profesión, en la pasión y en las letras. Gris y Daniela hoy vienen a la capital a recibir sus sendos reconocimientos del Concurso Funglode 2008, en las categorías de Periodismo y Poesía (3er lugar y Mención de Honor, respectivamente). Como un tributo, realizamos un trabajo que sale hoy publicado en La Generación, junto con los otros 3 ganadores de premios procedentes de la «Ciudad corazón». Pero como el diseño no dió mucho espacio para el «desborde», quiero reproducir por aquí algunas de las cosas que escribí. Nos vemos en la premiación esta noche. Sigue leyendo

En los baños se lee cada cosa…

Hace ya un laaaaargo tiempo, en uno de esos viajes a Santiago, nos detuvimos antes de irnos en una plaza para cenar. En una de esas, entré al baño y… ¡oh sorpresa! No esperaba encontrarme con semejante frase, que conocí una vez cuando me interesé sobre el tema de satanismo y luciferianismo. La frase en latín reza: «En el nombre de Satanás, que rige el mundo y es el dios de la tierra»…

Uno se encuentra con cada cosa, ¿no?

Mi recia amiga

Grisbel y yo, en una de esas tantas actividades. Julio 2007

Mi amiga hace honor a su auto impuesto pseudónimo de «La recia» cuando pone las manos sobre el teclado y lo acaricia furiosamente y exprimiendo hasta la última gota de poesía en cada uno de sus trabajos. Mi amiga, la del sonajero, siempre tiene la palabra exacta y la forma de dibujar en el aire (y con tinta) las más disímiles ideas. Mi hermana, la compañera en el activismo de utopías, no pudo elegir para nacer otro día mejor que bajo el influjo de Géminis, hace un par de años (bueno, 32 digamos) en San Francisco de Macorís, esa tierra donde el CURNE florece y que bañan los arrozales del Cibao Central. Mi colega es sensible hasta la médula, conoce el poder de los abrazos y en su corazón -tan grande como su sonrisa- cabemos todos los que nos sentimos honrados de morar allí. Y aunque su epicentro está en la «Ciudad Corazón», la siento más cercana a mí con cada día que pasa. En este viernes 13 que, para muchos, es de mal aguero, yo me siento elevado y feliz de ponerme en fila con Grisbel para celebrar un cumpleaños más.