2 golpes muy fuertes… yo sí sé!

A cada uno lo conocí en momentos distintos de mi vida. A uno, mientras seguía mi pasión por las artes escénicas y gracias a Claudio Rivera, quien nos llevó un 27 de febrero a San Pedro. En Miramar, fuimos a su casa y fue notorio darse cuenta de que «Linda» respiraba por una tradición danzaria y artística y que se había comprometido a mantener. Varios años después, me sentí emocionado como el que más cuando la secretaría de Cultura lo coronó rey del Carnaval Dominicano, en el 2006.

Del otro, tenía referencias desde bien saliendo de la adolescencia, pero nunca tuve contacto directo hasta el año pasado, cuando tuve chance de conocerlo, entrar a su taller y conocer más de cerca sobre su forma tan particular de sentir y de manifestar los pensamientos sobre el lienzo.

Dos grandes, a su modo cada uno. Dos titanes de la cultura y de nuestro diario vivir. Mi alma lleva desde ayer un crespón negro en recuerdo del paso a la inmortalidad de Goico y «Linda». Con nosotros se quedan sus obras y el compromiso de no detenernos jamás… aunque el taller de la Sánchez y la casita de Miramar, SPM, sentirán mucho sus ausencias.

Catarsis, catarsis.

Blogs y creatividad, en Santiago

A veces los días se acumulan y también la información… y si le agregamos las experiencias que tengo pendiente contar (como mi primer -y hasta ahora único- encuentro con los alcoholímetros) la necesidad de espacio para mantener esta Catarsis actualizada sería… uffff! Como para que me pagasen por ello (inserte risas de un chiste malo aquí).

Sigue leyendo

Muchas cosas para un día

2.0 en «la clínica», sin saber de cuánto va a ser el golpe, el Bonche en sus buenas (y una ñapa que dimos ayer), despertarme corriendo para la trabajación diaria, ir a una actividad en la que salí con un nuevo celular debajo del brazo y utilizarlo para grabar a Juanes que vino al Listin…

Sí, definitivamente este es un día para no olvidar. Si siguen bajando, encontrarán los 4 videitos que le hice con… qué nombre le voy a poner a este móvil? se aceptan sugerencias.

Catarsis, catarsis.

Sigue leyendo

El incidente «Yo no sé» (I)

 Hace un par de añitos (casi 20 el próximo año), a mis padres se les metió en la cabeza el buscarme formación musical algo que, si bien no resultó como ellos esperaban, les agradezco infinitamente porque influyó en el personaje que soy hoy en dia.

Pues bien, la cuestión es que yo vine entrando a un proyecto de enseñanza de violín de la Escuela Elemental de Música «Elila Mena», que cuando eso estaba en Gazcue, al lado del antiguo conservatorio (hoy día, ahí se encuentra la Escuela Nacional de la Judicatura).

Este proyecto, que se llamó «Taller Orquesta de Cuerdas» consistía en un grupo de jóvenes que aprendíamos a ejecutar violín, viola y cello al mismo tiempo que preparábamos diferentes composiciones. Recuerdo que la primera fue un tango llamado «Beso del Fuego». Sigue leyendo