Un año (y pico) después

Frente al Garage de HP, en Professorville, Palo Alto

Frente al "Garage" de HP, en "Professorville", Palo Alto

Sí, yo sé que ha pasado todo ese tiempo y yo no he terminado de contar las experiencias del último día (al igual que otras más que he empezado) pero yo quiero recordar que, a principios de julio, quien os habla se tiró para California en una de las experiencias más locas que ha tenido en su carrera periodística (por un viaje de razones).

Sigue leyendo

Palo Alto – Cuarto día (Primera parte)

¿Se acuerdan de esto? Pues la verdad es que había olvidado por completo esta memoria de viajes. Pero, como a mí no me gusta dejar cabos desatados, procedo a relatar (dentro del chin de memoria que me queda) las incidencias de este último día en conjunto.

“Nada dura para siempre”. ¿Por qué será que este bendito clitché es lo primero que se piensa cuando empieza la recta final? Sabía que la jornada de charlas y conferencias iba a terminar ese día y que por tanto habría que darle con todo el pié… hacerlo grandioso, “como el mejor”, y tirar la mayor cantidad de fotos posibles, tratando de aferrarse al chin de memoria que nos vaya a quedar.

Pues bueno… lo usual. Registro en el lobby, entrar al bus, saludar a Don, nuestro chofer, y preguntarle por las novedades del día… ¡hey, somos latinos, no podemos evitar ser sociables! David vuelve a pasar la lista por enésima vez y nos dirigimos a desayunar lo mismo de los últimos tres días en las oficinas de HP. Insisto, no me quejo… ¡a mí me gustaron esas papas gratinadas o whatever the hell that was!.

Sigue leyendo

Nostalgia del CES

Hace un año exactamente, quien escribe se encontraba caminando entre las calles de Las Vegas, ubicando el Las Vegas Convention Center, hogar del Consumer Electronics Show 2007 (CES), el evento más grande de tecnología que se realiza a principios de cada año en esta “Capital del Pecado”.

Como dato jocoso, me tocó descubrir por mí mismo el cómo llegar, y encontrar la ruta del monorriel que me dejó frente a frente fue el momento de todo el viaje (me ahorré un paquete de dólares en el transcurso). Invitado por Microsoft, junto a un grupo de periodistas de América Latina (Venezuela, Brasil, Perú, Puerto Rico, Argentina, Chile, y un largo etcétera) aquel fue mi primer contacto con la tecnología de última.

Hoy, que no me toca ir, me ha entrado tremenda nostalgia. Estoy imaginándome el hervidero humano que tiene que haber en estos momentos por allá, y la ciudad de Las Vegas llena de “geeks”… (inserte LOL aquí). Nada, que ya vendrán más oportunidades y por ahora podré darme las actualizaciones vía Technocracia y Gizmología.  Pero no quería dejar de recordar aquel viaje a la “ciudad ficticia”.