Periodismo… ¿light?

La naturaleza humana tiene una ligera tendencia hacia la criticidad y el desmérito de las otredades. Máxime dentro de ambientes cercanos y propios. En el periodismo, esto brilla mucho, sobre todo porque los colegas nos dedicamos a especialidades muy diversas entre sí, aunque al final nuestro objetivo básico y principal es el mismo: informar.

Desde que entré a la escuela de Comunicación Social de la UASD lo tuve muy claro: ninguno es mejor que otro, y cada quien se debe dar grande en lo suyo. En lo que a mí respectaba, siempre traté de mantenerme al tanto de todo, sin demeritar ninguna (salvo en el caso de economía o crónicas rojas, que nunca han sido mis preferidas).

Sigue leyendo