Canto a Santo Domingo Vertical – Abelardo Vicioso (a 50 años de 1965)

catarsis24abril50

Canto a Santo Domingo vertical

Abelardo Vicioso

Ciudad que ha sido armada para ganar la gloria,
Santo Domingo, digna fortaleza del alba,
hoy moran en mi alma todas las alegrías
al presenciar tus calles con movidas y claras,
el rostro erguido y bronca la voz de tu trinchera:
¡Yanqui, vuelve a tu casa!

Sé que para engullirte como sardina rondan
treinta y seis tiburones en tu ardiente ensenada,
celosos de los hombres que construyen la vida
y nunca se arrodillan en sus grandes batallas.
y tú estarás de pie, diciendo al enemigo:
¡Yanqui, vuelve a tu casa!

El cinturón de fuego que tu vientre comprime
puede volver cenizas la vastedad del mapa.
Pero quiere decirte, guardiana de mis sueños,
que todos sus infiernos y sus hombres se apagan
en el océano inmenso de los pueblos que gritan:
¡Yanqui, vuelve a tu casa!

Quiero que sepas hoy que te amo más que nunca,
corazón de la vida que prefiere la Patria.
Que a todos los amores sembrados en el mundo
quito una flor y es poco para cantar tu hazaña.
¡Yanqui, vuelve a tu casa!

Tú estarás para siempre dibujada en mi pecho
de marinero en ruta tras la estrella del alba.
Tu voz será la música de mis noches de fiesta.
Y cuando en algún sitio la luna esté apagada,
desplegando mis velas repetiré contigo:
¡Yanqui, vuelve a tu casa!

¡Vuelve a tu casa yanqui! Santo Domingo tiene
más ganas de morirse que de verse a tus plantas.
Y si violas sus calles combatientes y puras
la tendrás en cenizas, pero nunca entregada.
En medio del silencio de la ciudad hundida
gritarán los escombros. ¡Yanqui, vuelve a tu casa!

Santo Domingo,
Junio de 1965.

(Incluido en el libro “Pueblo, Sangre y Canto”, publicación del Frente Cultural Constitucionalista, Julio de 1965)

Ana María Fuster despide a Galeano

catarsisgaleano

No crean que no he querido despedirlo. He intentado varias veces iniciar una Catarsis que celebre la existencia y la vida del uruguayo Eduardo Galeano. Pero el tiempo (y las congojas, ay) no me han dejado terminar. Pero hoy, Ana María Fuster -mi manita mayor de la vida y la poesía- compartió conmigo estas letras que me ayudarán mejor a encontrar las palabras que lo despidan terrenalmente en su viaje hacia la inmortalidad.

utopía 1: palabras andantes

 

a Eduardo Galeano:

–La utopía está en el horizonte.

Camino dos pasos, ella se aleja dos pasos

y el horizonte se corre diez pasos más allá.

¿Entonces para qué sirve la utopía?

Para eso, sirve para caminar.–

 

llueve horizontes sobre la palabra:

somos ciudad grafiti grito de abrazos

bocas del tiempo los hijos del hambre

palabras andantes como pequeños fuegos

como la sed que pinta tu cuerpo

como el cuerpo que siembra agua

como el agua conjugada de sueños

calma lucha vida beso:

un él y ella, también ella y su ella, él y su él

somos el insomnio que besa las calles

 

llueven caminos sobre un libro desierto:

abrimos las manos sembramos la sed

gota a gota sin miedo a crecer(amar)

mirarse a los ojos desnudos del eco

tomarse las manos brincar las murallas

hasta despertar como ráfaga solar

sin maquillaje pero con muchas ganas

libre isla escuela niños:

sin escupir abandonos, sin regresar a la nada

somos palabras andantes sin apellidos

 

 

llueve otra mañana sobre la noche:

la palabra germina, nos abre los ojos

tenemos derecho al delirio y sus infinitos

a contagiarnos de amor también de locura

engrafitar de colores la apatía

jugar al futbol jugar con rebeldía

llenar de abrazos cada frontera

coraje sombra estrella día:

palabras andantes palabras

somos todos un mundo, somos todos poema.

 

Ana María Fuster Lavín

Reseña sobre “Cuaderno de Catarsis” por un escritor cubano

Los milagros de la Feria del Libro: el conocer nuevos escritores y generar cofradías literarias. En este caso, el Caribe se sigue haciendo pequeño a través de nuestras letras. Aquí les comparto la reseña que hizo el poeta y gestor literario cubano Luis Amaury Rodríguez luego de haber hojeado algunos poemas de mi Cuaderno de Catarsis. :)

La catarsis de Alexéi Tellerías o Santo Domingo se revela

Luis Amaury Rodríguez Ramírez (Cuba)

Es un hecho, el autor de Cuaderno de Catarsis (Editora Nacional, Santo Domingo, República Dominicana 2011), ha llegado como un golpe de efecto para quedarse y sacudir el universo poético de la sociedad dominicana que ahora mismo necesita, un poco de aire, respiro, responsabilidad y más que nada amor.

Alexei Tellerías se extiende a partir de su verso, y proyecta su universo ideoestético e ideológico para cubrir esos pequeños espacios que, al interior de una sociedad belicista, prendada por el concurso de las armas de fuego, las luchas políticas, los enfrentamientos de civiles y militares que no logran ver otro camino, otra música ni otro ritmo que no sea el de la opresión del hombre por el hombre como el mayor depredador de todas las especies, ha logrado concentrar un mensaje de paz en sus textos.

Sigue leyendo

Ana María Fuster sobre “Cuaderno de Catarsis”

¿Podremos equilibrar nuestros recuerdos? ¿Un grito de pasión puede desgarrar los dolores? Así, la poesía tiembla desde el amor, por el prisma de lo cotidiano,  convulsa con intensidad desde las páginas de Cuaderno de Catarsis.  El joven escritor Alexéi Tellerías nos sorprende en cada poema, desde las texturas de la poesía, de los sabores de todos sus días con sus noches. Aquí el poeta se encuentra en “ese ombligo del mundo” para descubrir el silencio azul  de un verso o de la piel.  Es un poemario lírico, psico-sociológico que provoca la meditación del otro y el yo, así como al nirvana de las sensaciones.  En cada página canaliza los sabores de la vida, la música, el amor-pasión con una intensidad madura y desinhibida.  De verso tan libre como su palabra, vemos a través de su ventana de cuerpos y esencias como sus versos  están “lloviendo en tinta y sangre”.   Invitamos al lector a dejarse seducir por estos poemas desde los pliegues de “cada espejismo de colores /muertos o vivos” y convertirse en cómplice de un gran libro. La poesía de Tellerías abre ya un sitial importante en las letras caribeñas desde el performance hasta el oficio de tocar  “puertas / dejando la piel”. Al fin de cuentas, esa es la misión del poeta.

Ana María Fuster-Lavín,

Poeta y Malabarista,

San Juan, Puerto Rico.

(texto escrito para la contraportada del libro)

Jacquie Rivera sobre “Los peces del subsuelo”

Jacquie y yo en la Casa Alcaldía de Yauco, PR. Mayo 2010

Me permito prorrogar mis quince minutos de fama literaria (gracias a todas y todos por sus felicitaciones). En los días que me preparaba para el concurso literario de la Alianza Cibaeña, le envié el manuscrito (de ese momento) de Los Peces del Subsuelo a Jacqueline Rivera, (a.k.a. Sonia Marcus Gaia) una narradora y profesora de literatura puertorriqueña (del corillo de los “Sotaneros”) a quien había conocido en ese año y con quien me sentí en la confianza suficiente para presentarle mis esfuerzos en narrativa.

Varios meses después recibí este comentario que hoy quiero compartir con ustedes.  La autora de “La casa en el agua”, sin saberlo, había escrito el prólogo del libro! Gracias una vez más a ella por haberse tomado el tiempo de leerme y de escribir sobre mi obra.

Valga también la nota para resaltar que el número especial antológico de la revista puertorriqueña El Sótano 00931: “Antología Internacional República Dominicana-Puerto Rico”, en el cual tuve el honor de ser incluido (junto a Jacquie y otros escritores de Puerto Rico y esta media isla), ganó aye el Premio Nacional de antología creativa otorgado por el PEN Club de Puerto Rico.  Semana de Premios! Felicidades a Zuleika Pagán, editora de Sótano Editores, por todo el esfuerzo recompensado.

Tras el salto, el texto.

Catarsis, catarsis.

Sigue leyendo

Los JCC y la soberanía nacional

El domingo pasado me tocó presenciar, por primera vez, la apertura de un evento deportivo internacional en Puerto Rico. Los XXI Juegos Centroamericanos y del Caribe (JCC) Mayaguez 2010, en la “Sultana del Oeste” (y hogar de la UPR-RUM, pa que Cindy no me pique). El hecho de que Puerto Rico sea “Estado Libre Asociado” de los Estados Unidos y que su actual gobernador sea pro-estadidad, me dejó pensando mucho en esta dualidad de la isla del encanto y en las luchas que a diario se viven suscitando por ella.

Ayer leí un comentario en Facebook de mi amiga Maribel Ortiz que me dejó meditando. Decía: “bendita sea la soberanía deportiva, el himno y bandera de USA, los dos grandes ausentes en la inauguración de los juegos…”. Y me hizo rememorar un artículo de Hamlet Hermann que leí hacía mucho tiempo sobre una ocasión en que República Dominicana defendió su soberanía precisamente en unos JCC, pero en San Juan. Hamlet lo escribió a propósito de la desaparición física del padre del olimpismo dominicano, Wiche García Saleta, y yo lo quiero traer a colación precisamente porque encaja tanto con la realidad actual…

Después del salto, el artículo. Catarsis, catarsis.

Sigue leyendo

Desde La Recia: “Abraham”

Sonajero – Abraham

Por Grisbel Medina R.

En teoría son las patrullas que debieran patrullarnos la vida. En el librito son la escolta uniformada de la población. En la vida real, después de los anuncios, la Policía que merodea la noche, es un vagón de miedo y armas largas, enquistado casi siempre entre sombra y tiniebla.

Como si no nos faltaran tragedias por llorar, el día de su cumpleaños y al lado de su padre, Abraham Montero Morel, estudiante de término de Derecho en la UASD, fue noqueado con un proyectil policial. El muchacho de 23 años no quiso pararse en el lugar oscuro donde la patrulla le ordenó. Lo hizo un chin mas adelante, en lo claro. Y allí precisamente lo mataron.
Sigue leyendo