Facebook políticamente correcto… el análisis

Dentro de mi grupo de cercanos, creo que fui de los primeros en suscribirme a Facebook. Cuando la mayoría de la gente todavía andaba dando brincos por Hi5, mis hermanos y hermanas de preurbano.com me convencieron de hacer la mudanza a esta red social, que hoy se ha vuelto tan adictiva y “lleva vidas” para muchos de nosotros.

Como era de esperarse, muchas de las actitudes propias de Hi5 se han querido repetir en esta red, y se ha ido generando un código no escrito de conducta sobre las distintas actitudes que un usuario debe de tomar para un comportamiento mejor por esos predios.

Aquí escribo algunas que he ido generando conforme ha pasado el tiempo y me he adentrado en el uso de la herramienta. Claro, me imagino que recordarán aquel video que colocamos en días pasados y cuya regla 4, “do not steal friends from other Facebook friends” me sigue produciendo risa hasta el día de hoy.

Primero: Facebook es una red en Internet para gente que se conoce fuera de ella. La idea inicial era compartir contenido e información con las amigas y amigos (tanto personales como virtuales) y también encontrar personas con intereses comunes a través de los grupos y fan pages existentes.

En ese sentido, para mí no está bien visto que alguien empiece a agregar como loco a gente que no conoce, simplemente por aumentar su lista de amigos. Esto es algo que se le podría entender a perfiles de empresas o instituciones -aunque ya la nueva versión tiene otros mecanismos de que estas funcionen dentro de Facebook, como las Fan Pages- pero el “friendship stealing” simplemente no baja.

Segundo: Los “tags” de fotos son para quienes salen en la foto. Creo que esta fue una de las aplicaciones que más éxito le dió a Facebook cuando salió. De buenas a primeras las caras sorientes tenían nombre e identidad, y permitían crear un archivo de imágenes del usuario o usuaria dentro de la red. Pero un día, alguien vió que podía “taggear” a todo el mundo y ahí empezó el descalabro.

Entonces comenzaron a aparecer tags en fotos donde uno no sale pero sí se encuentra con un afiche de algún evento o fotos que quien la subió quiere que uno la vea. No, no me pidan ejemplos porque todos sabemos cuales son.

En estos casos mi política es: “Si yo no salgo en la foto, no tengo por qué estar etiquetado”, y lo mismo hago cuando subo las mías. Si lo que quiero es compartirlas con mis visitantes, creo que hay un botón muy lindo que se llama SHARE que permite enviarles el album a mis amigos de Facebook o publicarlo en el profile, ahorrándonos el mal rato de tener que ir a la foto a “destaggearme” (porque sí, sabemos que uno puede quitarse el tag, pero… no sería más cómodo ahorrarle a uno el tener que hacerlo?).

Tercero: Los “juegos” con fotos en Facebook. Varias de las quejas del sondeo que hice previo a la redacción de este ensayo iban directamente hacia una tendencia de subir hacia fotos de perfil unas imágenes que simplemente dicen “Qué tanto me conoces?” o “Qué me dirías si me muriera mañana?”, “Cómo me conociste?” y por ahí sigue, como este otro de “Todos tenemos un amigo…”, que implica etiquetar gente que uno conoce dentro de la imagen. Lo conveniente, antes de uno taggear a cualquiera de sus relacionados, sería preguntarse: “me gustaría a mí que me lo hiciesen?”.

Cuarto: Autocontrol de la información personal. Una de las mayores quejas de esta red social es el hecho de que todo lo que se registra ahí queda expuesto a quienes visiten el perfil, desde los “status” hasta las fotografías, pasando por cualquier cambio de información. Sin embargo, no es obligado decirlo todo (y esto podría hasta sonar a autocrítica) o suministrar todo tipo de información. Al final, dependerá del propio usuario qué tanto quiere decir, sabiendo que esa información deja de ser exclusividad suya tan pronto le da al botón de “send”.

Dejo abierta la conversación para continuar sugiriendo y debatiendo en onda constructiva. Después de todo, se trata de que la experiencia en “carelibro” siga siendo placentera… o no?

Catarsis, catarsis.

“Esta es mi verdad, y con mi vida la defiendo”.

Anuncios

5 comentarios en “Facebook políticamente correcto… el análisis

  1. Amigo Alex6, usted lo ha dicho todo y me atrevo a secundarlo en algunas cosas, cosas como estas: “Para mí no está bien visto que alguien empiece a agregar como loco a gente que no conoce, simplemente por aumentar su lista de amigos.”

    La otra que todos usuario de facebook debe aplicar es las de los tags, no entiendo porque si no apareces en la foto, usted se etiqueta.

    Pero entonces para alargar más el asunto ¿Cuál es el uso que debiéramos darle a care libro?

    Es sencillo, considero que debiéramos utilizarlo como nuestra identidad digital, donde solo entran nuestros amigos cercanos, tal y como la vida real y no para agregar a desconocidos, aunque creo que existen casos en el que si se puede hacer una pequeña excepción. Espero que no malinterpreten lo que acabo de decir.

    Pero para resumir mi idea simplemente “Facebook no es para ligar, no es un juego (hi5), es la identidad digital que cada persona puede tener en estos tiempos de la web 2.0”.

    Pensemos que debemos decir, quienes deben ser parte de nuestra lista de amigo y que debemos compartir en esta plataforma que todo lo dice y lo guarda.

  2. Pingback: Trackback

  3. Ay chico,
    cuánto detesto ver que en las notificaciones, algún fulano me ha “tagueado”, y cuando vengo a ver, es algún fotomontaje automático, o algún mensajito como los que has mencionado.

    Has dado en el clavo con tu post.

    Hoy descubrí por casualidad tu blog, mientras buscaba sobre otro tema. Te felicito desde Puerto Rico. ¡Muy bueno!

  4. Hola Alexei, muy buena tu catarsis del facebook, como bien sabes soy fanatica de este, de acuerdo en todo lo que decias en el tema y agragando es lo de los mensajes en líneas de algunos grupos que te envia hasta 3 y cuatro al dia, porque al ver la opcion de mensajes te indica la cantidad de mensajes que tienes cuando vas a revisarlos es una persona que te invita a que votes por ellos en algun link, cuando entras al link y hay algun error, vuelve y te envian otro mensaje diciendote que era erroneo y te dan uno nuevo y asi sucesivamente.

    Otro detalle sería algo muy cierto, agregando a lo que mencinabas de la lista de amigos, muchas personas por ej: ex-novias de amigos, personas que tu no le has querido agregar, usan el truco de agregar amigos tuyos para como dices tu ser ” lleva vidas”por eso es mejor limitarse o verificar los amigos de esta solicitud.

    Te felicito por tu espacio, me encanta leerlo ya que siempre al final nos pone a reflexionar acerca del tema dado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s