Un buen lugar para dormir (2)

La fotografía no se ve bien, pero les ayudo. Lo que ven en primer plano es el segundo piso de mi edificio, y la puerta de acceso hacia las siguientes plantas, que son apartamentos, no oficinas como en el segundo. En el medio, y tirado como un muerto, está un personaje que se ha dado a la tarea de dormir justo en el descanso. El chiste de esta foto es que esta tirado medio a medio porque el espacio donde antes podia dormir sin problemas fue verjado… pero el hombre insiste.

Tuvo un tiempo que no aparecía, pero ahora está fijo ahi, sin importar cuantos boches. Lo veo cuando llego a las 11 PM (o mas tarde) y lo veo cuando salgo a las 6 AM… y uno se pregunta, ¿que se puede hacer?

10 comentarios en “Un buen lugar para dormir (2)

  1. A las 10:55pm salpica todo ese espacio con fogaraté. Si puedes, repite la dosis a las 4:00am, asegurándote de que caiga sobre el sujeto.

    O, si quieres tener material para un par de Catarsis más, pídele a la Policía que intervenga.

  2. Pero ven acá, acaso un extraño pude mandar en un edificio en donde deben haber por lo menos más de 8 inquilinos?, empantalónense, busquen soluciones más drásticas, a veces estas son las más viables con este tipo de personas. Ayer estaba con mis hijos volando chichigua en el parque León Jiménez frente al mar. Allí, dispuestos en la hierba, neverita en mano, algunos refrescos y para mí un 100% sin azúcar por mi (Diabetes) y de la nada se apareció una niña de casi 12 años gordita que para nadie era un secreto que sufría de una enfermedad mental, pidiéndome que le diera la chichigua de mis hijos, Dámela.!, donde la venden?, yo quiero una, yo quiero una…!, la miro y le dijo, dile a tu mamá que te la compre una, -no yo quiero esa-, dame refresco, dame papita. Mi niño mayor ya me estaba mirando raro y en voz baja dijo, papi dile a esa niña que se vaya. Para no cansarte el cuento estuve a punto de darle la jodia chichigua de porra con tal de quitármela de encima, cuando vi a unos 12 metros a su “mamá” con su novio, intercambiando caricias como si nada estuviera pasando. Gracias a Dios que la niña se fue y con ella mi angustia.

  3. POR ESTAR DE «BOLERO»

    Soy muy escéptico al momento de dar una “bola”, ya que uno no conoce ni sabe las intensiones del beneficiario de la misma, pero, como hijo de Dios y pasador de trabajos aquí en la tierra, me consideré hasta un día ser un “bolahabiente” una especie de ayudador de situaciones. Saliendo de mi casa me encontré con una hermana de la iglesia donde asiste mi mamá, ésta aprovechó mi casi salida para concluir la conversación como mi progenitora y coincidir conmigo. Yo iba para “afuera” y mi mamá de manera inconsulta me la endosó. En el camino el clásico saludo, como le va y su saludo que concluyó con el casi inevitable por donde usted va? y me dice: “derecho”, me quedé por unos minutos cayado yo iba también derecho. Me habló del Señor, del propósito que tiene conmigo, que le entregue mi vida, bla, bla, bla. Dejé a la creyente en Cristo en la Av. Núñez De Cáceres y continué mi ruta sin problemas. Al otro día, mientras me visto, escucho a la ferviente cristiana, hablando con mi mamá y preguntando por mí, y su hijo? Ya se va?, yo creo que sí, déjeme ver. En ese momento se me metió un calor interno, nuevamente la misma perorata, -pero no era por la bola-, sino con la alevosía, acechanza y mala fe con que me espera todos los días subsiguientes para irse conmigo, inventé varias maneras de safarme de ella y ninguno tuvo resultado. Últimamente me estaba levantando más temprano con el ánimo de evadirla, esto resultó por dos días, pero no podía controlar mi reloj biológico Un día salí y no la encontré, no me sentía feliz por ello pero tampoco me sentía triste; pero la vi varias cuadras caminando con un bulto en las manos, me hice que no la vi y crucé raudo y veloz; pocos metros más adelante casi se me tira un motoconchista en frente, me hizo seña de que me pare, no veía bien porque el sol me daba de frente y yo no tenía lentes de sol, entrecerré los ojos para ver mejor y lo que vi me pareció digno de un cuadro de Vatópero, escuché la insistencia de la bocina de un motoconcho mandándome a parar, ella venía atrás montada a lo “macho”, me detuve, y se montó, ayy gracias a Dios que lo encontré, le dije que iba por otra ruta (para despacharla rápido) pero me dijo que no importa que ella se queda donde sea, ya la paciencia me estaba colmando la dejé por casa del carajo, di muchísimas vueltas, entré a varios residenciales, me paré en farmacias y la mujer nada de nada. En la noche conté lo sucedido a mi mamá y le dije que no iba a llevar más a esa “Cristiana” que me lleva todo el camino diciendo cómo debo manejar, me contó la historia completita de todo el mundo y en ocasiones traía por los moños comentarios de mi padre para sensibilizarme, sabía que si seguía con el tema de las bolas un día me iba a pasar una vaina, pues así ocurrió; un día salí de reversa para no verla cuando bajara la escalera de su casa, pero que va, le dio un golpecito al cristal de la ventana, la monté por educación, la señora no bien puso las nalgas en el asiento me puso conversación de unos productos que vende, le dije que gracias que no me interesaba, ahh tu que caminas mira este sudador, cuando giré a ver el catálogo en medio de una subida con curva, tannnnn, un carro que venía doblando tomó la curva muy cerrada y choqué. Dije de todo, me parquié a la izquierda y vi mi carro echando humos por el radiador, todo el frente destruido el joven conductor se “hizo responsable”, como pude, enderecé algunas partes mientras iba todo el camino con un ruido y adivinen qué, la señora se quedó en el asiento del pasajero diciendo: Dios mío cuantas gentes loca en la calle, la miré y dije para mi interior, no solo en las calles, a veces de pasajeros en los carros.

  4. jCarlos, es que yo no quiero (ni nadie en el edificio) que el pana duerma ahí! aparte de que nos tiene la escalera vuelta un chiquero, puesto que a veces hace sus necesidades ahí, coloca todo el edificio en riesgo porque además el pana se da sus pases justo frente a la puerta de entrada de donde uno vive!

  5. Mira, yo espero a que esté cuerdo y lo saco a palos, si no obtempera el llamado, utilizo la ayuda de un fiscal, la P.N. Los SWAT los Lince, el escuadro anti-bombas, si nada de esto funciona, aprovecho la complicidad de la noche y callaito, riego «todo el lugar y me aseguro de que a él le caiga» del material amarillo que usan los Acondicionadores de Aire que pica mas que er diablo. Algo hay que hacer no puedes permitir que uno (1) ponga en zozobra a un grupo.

  6. Alexei: Tengan cuidado con ese tipo, no vaya a ser que un dia ni lo quiera Dios haga una diablura.

    Kilvio: Pero tu te sacaste esa hermana en un chuflai, kakaka

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s